BAQUIA

Háganlo bonito, pero háganlo fácil

Todos tenemos algún aparato electrónico más o menos marginado en casa: aprendemos unas pocas funciones elementales y prorrogamos sine die la lectura completa del manual de instrucciones, donde podríamos descubrir infinidad de aplicaciones y posibilidades desconocidas para nuestros gadgets… Cada vez es más frecuente encontrar una guía rápida para el uso de las funciones básicas, porque con el manual completo, reconozcámoslo, no se mete casi nadie. Y es que la usabilidad esconde un gran trabajo para hacer que lo difícil parezca sencillo, una condición imprescindible para el éxito de cualquier gadget. No sólo cuentan el diseño y la apariencia, que de nada sirven si nos enredamos con los menús o nos perdemos con el software. Apple, sobre todo con su iPod, ha creado escuela en este apartado, donde nunca hay que olvidar uno de los lemas de la usabilidad: no haga pensar al usuario. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios