BAQUIA

Hemos probado: LG Optimus One

El Optimus One de LG (o también P500) es un teléfono cumplidor, aunque no pueda calificarse de impresionante. En otras palabras, no tiene ningún defecto importante y funciona de forma impecable, aunque no sea el smartphone más vistoso del mercado.

Lg optimes one

En cuanto al hardware, tiene un tamaño ideal (ni grande ni pequeño), con una pantalla capacitiva de 3,2 pulgadas y resolución de 320 x 480 píxeles. Además del tamaño (ideal para quien guste de aparatos pequeños), es interesante la disposición de los botones en la parte inferior de la pantalla, con las teclas de “Inicio” y “Atrás” separadas de “Menú” y “Buscar” con una tecla física central que evita errores de cálculo al manejarlo.

Los aficionados a lo multimedia encontrarán un reproductor aceptable, compatibilidad con tarjetas MicroSD de hasta 32 GB y una salida minijack corriente. Incorpora también las habituales aplicaciones de redes sociales y servicios de Google (Gmail, Talk, Maps, YouTube), pero sin llenar el dispositivo de aplicaciones preinstaladas.

Sus mayores problemas- al margen de ese aspecto general poco sofisticado-, son una cámara de 3 MPs, pasable pero en absoluto brillante. También la batería se queda un poco justa, apenas durará un día si hacemos un uso muy intenso. Como anécdota, un despertador que nos tendrá buscando una aplicación alternativa en el Android Market a los 30 segundos de despertarnos el primer día.

Por otro lado, la integración con Android 2.2 es impecable, algo que siempre se agradece en un teléfono que no es de gama alta sino media. Las opciones de conectar y desactivar wifi, conexión a la red, silencio y Bluetooth no pueden ser más fáciles de acceder, y en general el manejo del teléfono es intuitivo y sencillo.

Otro punto a favor: la experiencia de navegación es bastante satisfactoria, con páginas que se cargan rápido, un acelerómetro que responde al instante a los cambios de orientación y aceptable respuesta del zoom. Lástima que el teclado sea un tanto incómodo, tipo teléfono móvil, a diferencia del teclado para mensajes, que es tipo QWERTY y con el añadido de activar o desactivar la función de predicción con un clic

En definitiva, un teléfono recomendable por la sencillez de manejo y las muchas opciones que ofrece Android… Y que servirá de consuelo o sustituto para quien no pueda permitirse un smartphone de gama alta.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios