BAQUIA

Hemos probado: Samsung Wave

Wave es ahora mismo la segunda baza de la surcoreana Samsung. Pero utilizándolo, uno se pregunta exactamente qué más puede añadir el Galaxy S (además de otra pulgada de pantalla) para considerarse más avanzado. Y es que hablamos de un dispositivo ligero, rápido, sencillo de utilizar y con multitud de widgets útiles. Pero si algo destaca sobre el resto es la excelente pantalla SUPER AMOLED de 3,3 pulgadas, con gran calidad de imagen y respuesta, tan sensible que las funciones se activan solas con un simple roce en un descuido, aunque para evitarlo se incluye un botón de bloqueo de pantalla. Wave funciona sobre el sistema operativo Bada, desarrollado por la propia Samsung, que aunque no esté entre los más sonados del sector, cumple con eficacia y más que dignidad. Las mayores complicaciones en cuanto al software se presentan a la hora de configurar aplicaciones y funciones, no porque tenga malas opciones, sino porque no es sencillo encontrar las opciones de configuración. Tampoco es fácil llegar al administrador de tareas, a donde hay que acceder en ocasiones si tenemos demasiadas aplicaicones abiertas y nos quedamos sin memoria. Lo más destacado del entorno Bada es el Social Hub, un widget que agrupa los feeds de las principales redes sociales (Twitter, Facebook, MySpace) en una sola aplicación de forma sencilla y clara, integrada en la pantalla de inicio. Si preferimos las cosas por separado, las aplicaciones para Facebook y Twitter están muy logradas. También destaca la aplicación de Diario, a medio camino entre el diario, el programador de tareas y el organizador de fotos. Terminando con el software, un factor claramente a mejorar por la compañía es la tienda de aplicaciones, Samsung Apps, actualmente con una oferta muy pobre, cuando competidores como Apple, Google (con Android Market) o Nokia cuidan cada vez más este aspecto para enriquecer la experiencia de sus usuarios. Da la impresión que la tecnología se ha adelantado mucho a la oferta de aplicaciones. Volviendo al hardware, los tres botones frontales controlan el acceso a todas las funciones, el izquierdo reservado para el acceso al teléfono. El procesador de 1 GHz permite la multitarea y una navegación muy rápida, aunque con frecuencia hay que insistir de forma manual para escoger la red WiFi que preferimos. Wave incorpora su propio navegador, Dolfin Browser 2.0, aunque podemos instalarle otro como aplicación. Al navegar por Internet una vez más se agradece la potencia del procesador y la facilidad con que los dedos hacen zoom en la pantalla. El reproductor de música y la radio FM ofrecen un sonido impecable, con un jack de 3,5 mm para que utilicemos los cascos a nuestra elección. La cámara es de 5 megapíxeles, con fotos de calidad y posibilidad de grabar (y reproducir) vídeo HD en la magnífica pantalla. Especificaciones: – Peso: 118 g – Dimensiones: 118 x 56 x 10,9mm – GSM&EDGE 850 / 900 / 1 800 / 1 900; 3G 900 / 2 100 – HSDPA 7.2 Mbps, HSUPA 2 Mbps – Pantalla: Super AMOLED 3,3 pulgadas, 480 x 800 (WVGA) – Conectividad: Bluetooth 3.0, USB 2.0, WiFi 802,11 b/g/n – Memoria: 2 GB, ampliable hasta 32 GMB con tarjeta micro SD – Batería: 1500 mAh – Tiempo en conversación: 15h (2G ) / 7h (3G) – Tiempo en espera: 600h (2G) / 550h (3G) – Cámara: 5MP, zoom digital x4 – E-mail: POP3 / IMAP4 / Exchange Active Sync – Acelerómetro – Radio FM


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios