BAQUIA

Hola hija. Por cierto, ¿no te estarás descargando música ilegalmente?

En un interesante artículo de Amy Harmon, el diario New York Times nos describe la situación de cientos de miles de padres norteamericanos preocupados por la situación ilegal de sus hijos. El detonante ha sido la querella presentada por la RIAA a 261 usuarios considerados intensos -aquellos que cuentan con más de 1.000 canciones en su ordenador a disposición de millones de usuarios- en la utilización de los servicios de intercambio P2P.

El problema al que se enfrentan millones de progenitores en los EEUU, con hijos apasionados por la música, es cómo afrontar una situación hasta ahora desconocida. Todos ellos aceptan que se trata de una práctica ilegal ante la cual han estado cerrando los ojos. La mayoría se siente confuso en las discusiones éticas con sus propios hijos, vulnerables por su falta de conocimiento del entorno que está gestando la nueva Sociedad de la Información. Los conceptos de propiedad intelectual y ética están por definir en muchos de sus aspectos clave.

La propia RIAA, que ha empezado querellándose contra aquellos usuarios que considera fuera de lo común en el uso intensivo de los servicios P2P, no ha hecho otra cosa que reconocer que, hasta cierto punto, como ya decíamos en Baquía, es imposible \”sujetar el agua entre los dedos\”, y sólo podrán alcanzar el éxito si consiguen que padres y educadores colaboren en un cambio de actitud en la valoración de lo que es y no es legal hacer por Internet.

Como bien indica el artículo mencionado del NYT, no se trata de querellarse a diestro y siniestro, sino más bien de iniciar una gran conversación con los padres, conseguir que dichas discusiones se difundan por los foros de Internet, y que la propia industria, a partir de la proliferación de las soluciones legales de descarga online, del tipo de i-Tunes de Apple o Popfile.de de Universal Music, reaccione poniendo a disposición de los usuarios métodos sencillos de compra legal de su música favorita.

En cualquier caso, estamos al inicio de la batalla y la RIAA intentará que nadie se ría de ella… ¿Con millones de querellas?

También en Baquia:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios