HP recortará el sueldo a sus empleados

HP presentó ayer los resultados financieros del primer trimestre fiscal del año. El mercado aguardaba con expectación las cifras del primer fabricante de PCs y servidores del mundo, para comprobar hasta qué unto la crisis económica ha hecho mella en sus resultados.

Las cifras finalmente no fueron del todo malas, considerando el contexto actual, Las ventas del trimestre ascendieron a 28.200 millones de dólares, un 1.2% más que el año anterior, y el beneficio neto se situó en 1.850 millones, un 13% menos que el mismo trimestre de 2008.

En realidad, estas cifras están un tanto “maquilladas” por la adquisición el pasado mes de mayo de EDS, una compañía especializada en el outsourcing. Los productos genuinos de HP sí notaron el impacto de la recesión económica: se vendieron un 18,6% menos de impresoras, 13,4% menos de portátiles, 25% menos de PCs de sobremesa y 18,1% menos de servidores.

Después de esto, los trabajadores de HP se han encontrado hoy con una mala noticia en su bandeja de correo. Un e-mail de Mark Hurd, CEO de HP, les anunciaba una reducción en su sueldo base con el objetivo de evitar más recortes de plantilla, tras los 25.000 despidos (un 7,5% de su plantilla) que ya se anunciaron en septiembre pasado.

El recorte varía en función de la jerarquía de los empleados. El propio CEO rebaja su salario (de 1,45 millones de dólares en 2008) un 20%. Los miembros del consejo ejecutivo cobrarán un 15% menos; otros directivos de menor rango verán como su nómina desciende un 10%. Los empleados exentos cobrarán un 5% menos y los no exentos un 2,5%.

La medida afectará en primer lugar a los empelados de HP en Estados Unidos, y tardará un tiempo más en ser aplicada en Europa, debido a una normativa laboral más compleja. En Europa los recortes afectarán fundamentalmente a directivos, y comenzará a aplicarse desde mayo.

En su mensaje, Hurd afirma estar convencido de que un recorte radical de plantilla no es lo más conveniente para HP en estos momentos, aunque sí es necesaria una reestructuración para optimizar la fuerza de trabajo. “Mi objetivo es mantener intacto el músculo de la organización, pero tenemos que hacer algo porque los números no cuadran”, afirma.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios