BAQUIA

IBM ataca la red potente de Microsoft

La noticia apenas tenía relevancia en Expansión. Sam Palmesano, CEO de IBM, anuncia una ambiciosa campaña, respaldada con mil millones de dólares, para atacar la base de desarrolladores de Microsoft.

Los miembros de una red potente son más leales a la red que configuran que a las empresas que les pagan el sueldo. Cuando, hace ya más de 10 años, Microsoft decidió apostar por sus desarrolladores y creó el concepto de Master Microsoft, puso las bases asegurar su crecimiento y defenderese de sus competidores.

IBM trata ahora de desandar lo andado y pretende conseguir que miles de los desarrolladores de Microsoft, muchos de los cuales cuentan con un floreciente negocio gracias a sus inversiones en Master Microsoft, abandonen al gigante de Redmond y se unan a su séquito.

¿Son 1.000 millones de dólares suficientes para generar una red potente? Sólo si Microsoft se duerme. No será sencillo convencer a miles de desarrolladores y a sus empleados, muchos de ellos Masters de Microsoft, para que se acojan a la oferta de IBM. Les ha costado años construirse una base de clientes, en muchos casos con el apoyo de Microsoft, y han llevado a cabo desarrollos, utilizando las herramientas de software de esta empresa. No les sería fácil, incluso si quisieran, comunicar a sus clientes que necesitan migrar todo lo que han desarrollado a un nuevo entorno.

Que IBM debe crear su propia red potente de desarrolladores es evidente. Intentar apropiarse de la base de Microsoft puede ser un esfuerzo baldío. Quizás fuera más rentable para la empresa apoyar nuevas iniciativas y desarrollar desde el principio su propia red potente. Tardaría más en configurarla, pero sería más sólida y menos costosa.

Por otra parte, a Microsoft le ha costado años ganarse la confianza de sus red de desarrolladores. No es fácil arrebatárselos simplemente con dinero. Existen otros factores: contactos personales, conocimiento de cómo funciona la red, los recursos comunes construidos en años, etc.

IBM no lo tiene fácil.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios