BAQUIA

IBM, Dell son el chico con coche de los 80

Nos ha llamado poderosamente la atención el éxito que, dentro de un mercado de alta tecnología alicaído y durmiente, siguen teniendo tanto Dell como IBM, así que no hemos podido dejar de traer como noticia el artículo que Kevin Maney escribe para USAToday, en el que nos cuenta el siguiente ejemplo: \”Cuando yo iba a la universidad, casi ningún chico teníamos coche. El que tenía uno, aunque fuera de lo más desvencijado, ofrecía una ventaja competitiva que las chicas apreciaban en serio. Hoy, en mi barrio, todos los universitarios tienen coche. El coche ya no supone una ventaja de cara a conseguir chicas. Ni siquiera el tener un Lexus comparado con un chico con un Toyota, puede compararse a la situación de tener o no coche. Con la tecnología hoy ha ocurrido algo similar: todo el mundo la tiene y ya no es una ventaja competitiva suficiente\”.

Kevin cita un artículo de la Harward Business Review, que llega a las mismas conclusiones. El éxito de IBM y de Dell reside en que cada uno ha logrado mantenerse en su lado de pirámide. Nadie es tan competitivo en coste como Dell y por ello, en productos que cada día se convierten más en un genérico, nadie puede competir con su capacidad de producción y su logística de Star Wars para entregar grandes productos a bajo precio. En el caso de IBM, la ventaja competitiva está al otro lado del espectro. Informática simplemente ya no es una ventaja competitiva, todos la tienen en suficiente cantidad. Hay que poder ofertar productos que verdaderamente se puedan convertir en ese tipo de ventaja. IBM lo está haciendo invirtiendo cantidades ingentes de dinero en Investigación y Desarrollo. Su nueva máquina, T-Rex, que es tres veces más potente que cualquier otro mainframe, y cuesta un mínimo de un millón de dólares, es su ventaja competitiva para el cliente.

Baquia.com opina que el éxito del outsourcing en los últimos dos años se debe en parte a esta capacidad de IBM de ofertar tecnología de vanguardia a sus clientes, compartida, a precios razonables que pueden convertirse en ventaja competitiva. Su concepto de \”empresas bajo demanda\” acentúa su postura y la dirección de su pegada.

Los demás jugadores del mercado -sobre todo Sun y HP- se encuentran entre ambos contendientes, no pudiendo competir en eficacia con Dell o en capacidad de inversión con IBM. Vivimos tiempos complejos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios