BAQUIA

ICANN tendrá que compartir sus secretos

El juez del Tribunal Superior de California Dzintra Janavs, ha dado la razón a Karl Auerbach, veterano representante del pueblo internauta dentro del consejo de dirección de la ICANN que lleva desde noviembre de 2000 intentando infructuosamente ver los libros del máximo y discutido organismo gestor de la Red.

Según Janavs, que se ha apoyado en las leyes pertinentes del estado de California, los miembros del consejo de grupos sin ánimo de lucro como es la ICANN, tienen todo el derecho del mundo a “inspeccionar y copiar todos los libros, registros y documentos de cualquier clase”. El juez ha añadido que Auerbach debe ser capaz de acceder a los documentos descritos como “confidenciales” por la organización antes del 9 de agosto.

Jim Tyre, abogado de Auerbach, ha conseguido así imponerse a los deseos de la ICANN, que había propuesto un complicado procedimiento para acceder a estos archivos que limitaba la habilidad de revisarlos. Tyre ha denunciado que la ICANN clama que es “abierta y transparente, mientras niega a uno de sus propios directores información financiera básica”. La petición de Auerbach era también apoyada por la Electronic Frontier Foundation (EFF).

A partir de ahora se podrán conocer los gastos, viajes, contratos legales y otro tipo de información interna de la ICANN, que lo cierto es que siempre ha sido tachada de trabajar desde el secretismo en sus cuatro años de vida. Si lo que sale a la luz resulta ser discutible, la organización liderada por Stuart Lynn se va a encontrar con un quebradero de cabeza más en una época en la que no andan escasos de problemas. La ICANN cada vez tiene más críticos, y más feroces, y problema de legitimidad y su poca eficacia están en boca de todos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios