BAQUIA

Incertidumbre ante los resultados de Amazon

Hoy es el día grande para Amazon. La mayor tienda online presentará los resultados correspondientes al primer trimestre del año una vez que Wall Street cierre sus puertas. Los momentos previos a conocerse los datos se han transformado en una suerte de patio vecinal por donde corren las apuestas. ¿Cumplirá las previsiones? ¿caerá de forma significativa en relación al último trimestre pasado, cuando presentó los primeros beneficios de su historia? Por aquel entonces registró un beneficio neto de cinco millones de dólares, cifra que, a tenor de las palabras de los analistas, no volverán a repetirse esta noche.

Sobre los datos que dé a conocer Amazon recaerán cientos de lupas que tratarán de descifrar si la tienda online será capaz de mantener su crecimiento en determinadas áreas y asegurar, de esta forma, sus previsiones de aumentar las ventas un 10% y obtener un cash flow positivo a finales de 2002.

La rueda de prensa que ofrezca la compañía también significará el punto final para Warren Jenson, responsable de finanzas desde septiembre de 1999. Su retirada ya fue anunciada el pasado mes de marzo por motivos personales y la necesidad de alcanzar nuevas metas profesionales.

No obstante, esta salida sólo será algo secundario comparado con los datos financieros que presente la cibertienda. Las quinielas ya están hechas, y la mayoría de los expertos consultados por First Call han coincidido en situar los ingresos en 805 millones de dólares, o 9 centavos por acción, 12 menos que en el mismo periodo del año anterior. A juicio de los analistas, ya deberían percibirse en las cuentas de Amazon los primeros resultados de sus divisiones internacionales, las nuevas operaciones que ha puesto en marcha y los ingresos generados por la venta de libros usados. Este último canal ha levantado la ira del gremio de escritores y editores, quienes no están de acuerdo con este modelo de negocio por no obtener ningún beneficio económico de él.

Los analistas opinan que, junto con la venta de libros de segunda mano, la gratuidad en los gastos de envío de todas las compras que superen los 99 dólares también ha estimulado la facturación de la tienda de comercio electrónico y han contribuido a que \”el crecimiento del tráfico en su página web haya sido impresionante\” durante este primer cuarto, apunta Holly Becker, analista de Lehman Brothers.

Lo cierto es que Amazon también deje notar en sus cuentas la caída que, tradicionalmente, se producen tras el apogeo que supone la época navideña.