BAQUIA

IndiaSoft 2004: la India saca pecho en el panorama tecnológico mundial

Más de 170 delegaciones procedentes de un total de 32 países participaron entre los pasados 10 y 12 de febrero en IndiaSoft 2004, un punto de encuentro clave para la industria tecnológica india organizado anualmente (desde el año 2001) por la ESC (Electronics and Computer Software Export Promotion Council). Durante los tres días dedicados a conferencias y exhibiciones feriales, 400 emprendedores y pequeñas y medianas empresas provenientes de todo el país se dieron cita en el hotel Taj Palace de Nueva Delhi para hacer balance y ponerse al día de los logros y posibilidades de la industria IT india.

Este año, IndiaSoft ha contado con un total de 60 empresas expositoras especializadas en una amplia gama de actividades relacionadas con el e-business: Business Process Outsourcing (BPO), ERP, e-learning, seguridad, banca electrónica, gobierno electrónico, seguros, etc. En la edición del pasado año se cerraron acuerdos que fructificaron en un volumen de operaciones de 45 millones de dólares, y la organización espera alcanzar los 60 millones este año.

Apoyo institucional

ESC no duda en proclamar a IndiaSoft como una de las ferias tecnológicas más importantes de las celebradas en todo el mundo. Este año, se ha concedido especial atención al programa Hosted Buyers, promovido por la propia ESC y que cuenta con el apoyo institucional aportado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comercio, que tiene el objetivo de ampliar el espectro de potenciales países importadores de software y servicios indios. Actualmente el 70% de los producción tecnológica exportada por la India tiene como destino los Estados Unidos. Este plan trata de evitar el riesgo de concentrar las exportaciones en un único mercado, seleccionando futuros clientes para la pujante industria tecnológica nacional, atendiendo a criterios de avance de la informatización en el país, programas de gobierno electrónico y disponibilidad de personal cualificado tanto en el sector público como en el privado.

De esta forma, empresas y delegaciones procedentes de Latinoamérica (Chile, Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, México, Venezuela y Colombia), África (Kenia, Nigeria, Etiopía, Uganda y Ghana) y Asia Menor (Kazakistán, Uzbekistán y Tayikistán, entre otras) han sido cuidadosamente seleccionadas e invitadas a participar en el evento con vistas al desarrollo de posibles acuerdos de colaboración a medio y corto plazo. IndiaSoft aspira así a convertirse en algo más que en un escaparate promocional de la industria tecnológica india, adoptando el papel de anfitrión y embajador de un sector orgullo de los gobernantes y empresarios locales.

Los principios del milagro indio

Durante los últimos años, India ha consolidado su papel como principal productor y exportador mundial de software y servicios informáticos. Durante el periodo 2002/2003, las exportaciones en este capítulo alcanzaron un volumen de 10.760 millones de dólares, con un incremento del 21% sobre los 8.860 millones de dólares del periodo 2001/2002, y ello a pesar del declive mundial del sector IT en dicho periodo. El sector tecnológico acaparó el pasado año un 17,4% del total de las exportaciones del país, un dato que se aprecia como un reconocimiento a la excelencia de esta industria en la India, que durante los últimos cinco años ha experimentado un crecimiento medio del 40%.

El milagro tecnológico indio sueña con seguir expandiéndose conjugando más de los mismos ingredientes

Lejos de conformarse con estos logros, el gobierno indio aspira a seguir consolidando su incuestionable dominio en el imperio del outsourcing, y planea alcanzar unos ambiciosos volúmenes de exportación por valor de 50.000 millones de dólares en el año 2008. ¿Cómo será posible semejante hazaña? Muy fácil: aplicando más de la misma receta. Conjúguese innovación e investigación procedentes del mundo académico, determinación empresarial, apoyo institucional mediante créditos y financiación, producción a costes inigualables para otros países, altos estándares de calidad, hiperabundancia de mano de obra (ingenieros y programadores) altamente cualificada y el acceso a mercados todavía no explorados, sin olvidar el dominio generalizado del idioma inglés en todo el país (elemento que otorga a la India una ventaja cualitativa frente a la vecina y competidora China), y el milagro tecnológico indio podrá seguir extendiéndose.

Se ha dicho infinidad de veces que la India es el país de contrastes por excelencia. No por tópica la frase resulta menos cierta. En este coloso de más de 1.000 millones de habitantes, todavía un 25% de su PIB es generado por el sector primario, y la calidad de las cosechas (directamente dependiente de las vicisitudes anuales del monzón) incide en el nivel de vida de varios cientos de millones de personas. Pese a ello, el espíritu de orgullo y autosuficiencia que define el carácter empresarial indio ha encontrado en la industria tecnológica su mejor escaparate. El mensaje que se desprende desde las esferas políticas y empresariales indias es claro: hemos conseguido esto y estamos orgullosos de ello, pero no nos basta. Queremos más, y vamos a conseguirlo. Poca duda cabe de que serán capaces.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios