BAQUIA

Indiferencia de los usuarios hacia los elementos vinculados con la seguridad de sus datos personales

La preocupación de los internautas europeos por las cuestiones relacionadas con la seguridad y la confidencialidad de sus datos personales es actualmente incluso superior a la de hace unos años, según IDC. Las principales preocupaciones hacen referencia al temor de perder total o parcialmente datos personales debido a la acción de virus; muy cerca aparece la preocupación por la sustracción de datos de la tarjeta de crédito, y a continuación la preocupación por la sustracción de datos personales.

Por su parte, el mercado mundial de software destinado a seguridad en las empresas ascenderá en el presente año a 4.300 millones de dólares, un incremento del 18% con respecto a los niveles de 2001, según la estimación de Dataquest.

  • Las empresas se están centrando especialmente en herramientas como antivirus, sistemas de detección de intrusiones y cortafuegos (firewalls).
  • Tecnologías de seguridad más avanzadas, como biométricas y otras formas de autentización, están todavía en fases experimentales, y no comenzarán a popularizarse al menos hasta 2003, principalmente debido al elevado coste de su desarrollo.
  • Los sectores de comunicaciones y telecomunicaciones fueron los que más invirtieron en seguridad en 2001, aunque en el presente año la seguridad irá cobrando un papel cada vez más importante en sectores como formación, sector público, finanzas y tecnologías de la información.

La paradójica indiferencia de los usuarios

Es de sobra conocido el hecho de que para un gran porcentaje de internautas, la desconfianza con respecto a la seguridad de sus datos personales supone uno de los mayores impedimentos para llevar a cabo numerosas acciones que pueden influir en el éxito o el fracaso de un sitio web, como por ejemplo, el registro de datos personales, las tasas de click through o, muy especialmente, las compras online.

Por estos motivos, los usuarios demandan la existencia de elementos destinados a otorgar confianza y credibilidad a los sitios web que visitan, como políticas de privacidad, transferencias seguras o información sobre la empresa. Sin embargo, el porcentaje de usuarios que realmente lee esta información no se corresponde con la importancia que los usuarios otorgan a priori a ésta, según una encuesta realizada entre usuarios estadounidenses, generalmente más experimentados en el uso de la Red que los internautas españoles, por lo que es de suponer que éstos mostrarán aún mayor indiferencia que la recogida en el estudio.

  • Los usuarios conceden la máxima importancia a la presencia de información sobre la protección de sus tarjetas de crédito; el porcentaje de usuarios que consulta habitualmente esta información es el más elevado (57%). Entre los usuarios que utilizan su tarjeta en operaciones online, el porcentaje de los que leen esta información es mucho mayor (91%) que entre los que no utilizan la tarjeta (59%). También existen diferencias en función de la veteranía online: el 79% de los usuarios con más de 3 años de antigüedad lee esta información, frente al 61% de los que llevan dos años, el 48% de los que llevan de seis meses a un año, y el 36% de los que llevan menos de seis meses.
  • La presencia de la política de privacidad de la empresa es considerada muy importante por el 76% de los usuarios, aunque sólo un 35% de los usuarios consulta esta información habitualmente.
  • Por último, la información sobre la propia empresa (\”Quiénes somos\”) es la menos relevante para los usuarios (sólo el 50% la considera muy importante), y la que con menos frecuencia se consulta (únicamente el 22% lo hace habitualmente).

No existen grandes diferencias en la importancia que los usuarios conceden a estos elementos en sitios web pertenecientes a diferentes categorías, pese a que los niveles de información personal que se solicitan pueden variar mucho de una categoría a otra, lo que demuestra la actitud indiferente de los usuarios en estas cuestiones. Considerando las categorías de salud, finanzas, viajes, noticias y deportes:

  • El porcentaje que lee habitualmente información sobre la protección de las tarjetas oscila entre el 60 y el 64%, mientras que los que nunca lo hacen se situán entre el 12 y el 15%.
  • El porcentaje que lee habitualmente la política de privacidad está entre el 36 y el 39%, y el que nunca lo hace, entre el 10 y el 14%.
  • El porcentaje que lee habitualmente la información \”Quienes somos\” se sitúa entre el 24 y el 26%, mientras que los que nunca lo hacen está entre el 21 y el 25%.

Los sitios web suelen utilizar cookies para conocer algunos hábitos de navegación de sus usuarios. La forma en que se utiliza esta herramienta debe englobarse dentro de la política de privacidad de las empresas, ya que afecta directamente a la recopilación de datos personales del usuario. Sin embargo, la mitad de los usuarios (49%) desconoce lo que es una cookie. El porcentaje de los usuarios con más de 3 años de experiencia que las conoce es mucho mayor (63%) que entre los usuarios con menos de seis meses de experiencia online (23%).

Entre los que sí saben qué es una cookie, el 70% las acepta en su navegador. De éstos, el 84% ha utilizado alguna vez una tarjeta de crédito en Internet, el 90% ha facilitado en alguna ocasión información personal y el 68% lee habitualmente las políticas de protección de sus tarjetas.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • Consumer Webwatch
  • Dataquest
  • IDC

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios