¿Influye Nokia tanto en Finlandia como para modificar las leyes?

Nokia es probablemente la empresa más conocida y poderosa de Finlandia. La compañía emplea directamente a 16.000 trabajadores en el país nórdico, y es responsable de alrededor de un tercio de las divisas que se mueven en los mercados fineses.

Ahora, un asunto legal ha enturbiado la imagen de la compañía entre sus paisanos. La historia tiene que ver con el espionaje industrial y se remonta al año 2005: Nokia sospechaba que uno de sus empleados había enviado a través del correo electrónico información confidencial a la china Huawei, un directo y potente competidor.

Para confirmar las sospechas, Nokia vigiló el correo de algunos de sus empleados, violando así la actual ley que protege el derecho a la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas de los trabajadores. Después entregó los datos a la policía.

El caso es que a finales de este mes se revisará esta ley, suavizando un tanto sus condiciones a favor de las empresas. El nuevo texto legal permitiría la vigilancia parcial de las comunicaciones electrónicas de los empleados en caso de existir sospechas de espionaje industrial o uso indebido de los recursos corporativos.

Con la nueva ley, aunque el texto del mensaje seguiría siendo confidencial, la empresa podría conocer el emisor y receptor de los e-mails, la fecha en que fueron enviados y el tamaño de los archivos adjuntos.

En Finlandia ya se ha bautizado esta nueva ley como “Lex Nokia”, y se justifica su aprobación debido a la presión que ha ejercido Nokia sobre los políticos locales, Según publicó en su edición del pasado domingo el diario Helsingin Sanomat, Nokia amenazó incluso con trasladar su sede a otro país si la ley no se suavizaba a favor de sus intereses.

Rápidamente han llegado los desmentidos a esta categórica amenaza. Tanto el primer ministro, Matti Vanhanen, como la jefa de comunicaciones de Nokia, Arja Suominen, han negado que haya existido este chantaje.

Si la ley finalmente se aprueba, como todo parece indicar, es obvio que no dejará precisamente contentos a los trabajadores finlandeses, que ven como su privacidad quedaría expuesta a la decisión de sus empleadores de vigilarlos o no.

Tampoco están de acuerdo con la “Lex Nokia” numerosos juristas, que entienden que se trata de un texto que viola la Constitución. Según Tuomas Ojanen, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Helsinki, “Nokia ha triunfado sbre la Constitución finlandesa. La influencia de los negocios ha dictado esta proposición. Los derechos ciudadanos han quedado en segundo plano”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios