BAQUIA

Información escondida bajo siete llaves

Una de las características de las que siempre ha hecho gala Apple es la de controlar con mano férrea la confidencialidad de lo que se trae entre manos. En este sentido no le duelen prendas a la hora de llevar a los tribunales a los blogueros que se van de la lengua, o de controlar estrictamente a su personal, so pena de despidos.

Bien, puesto esto es lo que ha ocurrido también -como- no con el iPhone: nada menos que dos años y medio de secretismo que no siempre ha sido fácil de mantener. Pero lo cierto es que incluso algunos directivos de de la compañía de la manzana se enteraron de cómo era el iPhone en la mismísima presentación oficial. Sí señor, Jobs: objetivo cumplido una vez más. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios