Instala una cámara en la cabeza durante un año

“Peláez, deje de hacer el tonto”, dice el profesor mientras escribe en la pizarra. Peláez se pregunta si el profesor tiene ojos en la nuca, aunque lo que no sabe es que el truco está en que Peláez SIEMPRE hace el tonto.

En el caso de Wafaa Bilal, un profesor universitario de origen iraquí, sí que podrá saber lo que están haciendo sus alumnos mientras les da la espalda, gracias a la cámara que ha instalado en la parte posterior de su cabeza.

En realidad, se trata de una iniciativa financiada por un museo de Doha (Qatar), bautizada como “"The 3rd I" (algo así como “El tercer ojo”) y definida como “un proyecto para establecer un diálogo sobre la vigilancia”.

El profesor llevará durante un año la cámara instalada en la nuca, que tomará una imagen cada minuto y la enviará en directo al Mathaf Museo Árabe de Arte Moderno. A partir del 15 de diciembre se podrán ver en la web 3rdI.

La cámara se sujeta magnéticamente sobre una placa de titanio injertada en el cráneo de Bilal, en lo que puede ser considerado como body building extremo. Está conectada con un cable a un pequeño ordenador que el profesor lleva consigo, y que transmite las imágenes al museo.

“Quería perder la subjetividad de tomar fotografías conscientemente, y a la vez capturar imágenes mundanas. Me veo como un espejo que refleja el entorno social que ignoramos”, declara el experimental profesor.

Ya en 2007, Bilal protagonizó otro llamativo proyecto artístico llamado "Tensión doméstica”, que permitía lanzar virtualmente pelotas de pintura. El diario Chicago Tribune le destacó por ello como artista del año.

A quien no le hace tanta gracia el experimento es a los rectores de la universidad neoyorquina donde imparte clases, quienes se muestran preocupados por la privacidad de los alumnos que aparezcan en las imágenes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios