BAQUIA

Intel prescinde de 4.000 trabajadores tras unos resultados decepcionantes

Cuando Yahoo!, Amazon o Microsoft estaban cumpliendo el expediente durante este último trimestre fiscal, e incluso superándolo, dando a entender incluso a los más escépticos que la crisis tendrá un pronto final (incluso Greenspan se atreve a pensar en este dirección), ha venido Intel a echar un jarro de agua fría sobre el personal.

El gigante de los chips, otra empresa emblemática del sector tecnológico junto con las arriba mencionadas, ha tenido un segundo trimestre fiscal decepcionante (acabó el 30 de junio) y ha reconocido que de momento no ve trazas de que la cosa vaya a mejorar. Claro que hay que tener en cuenta que el sector de los chips sigue siendo uno de los más damnificados, y que Intel es el 80% de dicho sector.

En total Intel ha conseguido unos ingresos de 6.300 millones de dólares, igualando el trimestre anterior y en cumpliendo sus previsiones más modestas. Y eso que apenas estrenado junio, Intel ya anunció una rebaja en sus expectativas de ingresos para el segundo trimestre, echando la culpa a la demanda en Europa, inferior a la que la compañía pronosticaba.

Los beneficios netos fueron de 620 millones, 9 centavos por acción, cuando hace un año tuvo 854 millones, 12 centavos por acción. Los analistas esperaban que rondasen los 11 centavos. El valor en bolsa de la compañía cayó un 3,97% tras la noticia, situando a la acción en los 18,36 dólares. Hace apenas siete meses superaba los 35.

Como consecuencia directa, ha hecho lo de siempre para recortar costes: despedir a un buen puñado de sus trabajadores. Algo que ya se llevaba rumoreando en Wall Street desde hace varios días. En esta ocasión pagarán el pato 4.000 empleados, menos de los que los analistas esperaban. Aunque ya en marzo de 2001 anunció 5.000 despidos que acabaron siendo 7.000. De todas maneras Intel está en proceso de reducir su plantilla en aproximadamente 83.000 trabajadores mediante programas de retiro voluntario y venta de divisiones principalmente.

Hace algo menos de un mes, el fabricante de chips Advanced Micro Devices se unió a lista de empresas lanzadoras de profit warnings, advirtiendo de que los ingresos del segundo trimestre caerían entre un 22% y un 24% respecto a lo previamente estimado, lo que le provocará unas notables pérdidas operativas. AMD es el principal competidor de Intel en el dolorido sector de los chips, que además vive enzarzado en una sangrante guerra de precios.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios