BAQUIA

Intel presenta su coche inteligente

El coche inteligente de Intel no vuela ni da conversación al conductor, pero desde luego tiene un toque futurista. No en la carrocería ni en el motor, sino en un cerebro capaz de asumir el mando si el conductor comete una imprudencia.

El sistema en cuestión, Connected Car, fue presentado el pasado sábado en una feria en Mountain View, montado sobre un coche eléctrico. Ahora Intel empezará a hablar con los fabricantes automovilísticos para estudiar su comercialización.

Para empezar, y en caso de accidente, el vehículo enviaría tanto a la policía como al seguro, y de forma automática, datos sobre cómo se estaba conduciendo en ese momento, como la velocidad, el manejo del volante, frenadas y vídeos del interior y el exterior del vehículo.

La idea de una cámara grabando cada minuto que pasamos al volante ya resulta algo incómoda, pero se queda pequeña frente a la función que permite al coche asumir el mando, si por ejemplo el conductor intenta meterse en dirección prohibida sin darse cuenta.

El ordenador, por su parte, reconoce las señales de tráfico gracias a la cámara exterior. Si la trayectoria del conductor se cruza con la de otro vehículo en su punto ciego, el ordenador advierte del peligro.

También hay incorporada una función de servicio público, porque si por ejemplo pasamos sobre un bache, el vehículo lo detecta y notifica el problema al Ayuntamiento para que se arregle.

Entre las cosas quizá menos espectaculares que permitirá hacer el sistema está conectar con el coche por teléfono, al mejor estilo James Bond, para poder encender la calefacción (o el aire acondicionado) un rato antes de subirnos al vehículo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios