BAQUIA

Internautas chaqueteros

Los internautas españoles se venden al mejor postor, según las conclusiones de un estudio elaborado por la consultora JD Power: uno de cada cuatro ha cambiado de proveedor durante este año, y uno de cada cinco tiene previsto hacerlo en el inminente 2007. Pero es que motivos no les faltan. Como señalaba Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, en España seguimos pagando el ADSL más caro y lento de Europa. La liberalización del sector es sólo parcial y limitada: mientras las operadoras sigan vinculando sus tarifas a la oferta mayorista de Telefónica, los usuarios deberán seguir soportando el margen comercial de los proveedores abonando unas tarifas que aún están lejos de una verdadera liberalización.

El estudio también resalta que los clientes no están demasiado satisfechos con la calidad del servicio. De hecho, las compañías mejor valoradas (Ono, Telefónica y Ya.com) se quedan en el aprobado raspado. Un tema preocupante, el de convivir con un servicio que no nos satisface, ya que el uso de la banda ancha es muy elevado (33 horas semanales) y no precisamente barato (casi 50 euros al mes). De ahí que ante una oferta más económica, las deserciones sean masivas. Tal vez por eso las operadoras ponen mil y una pegas burocráticas a la hora de darse de baja del servicio, con la esperanza de que la inmensidad de la tarea desanime al cliente fugitivo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios