BAQUIA

Internet como ‘daño colateral’

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en https://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }












¿QUÉ ES?
|
RESUMEN DE LA SEMANA
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Lunes 15 de
octubre de 2001
Año II, nº
481



¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.

¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.

Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
RESUMEN DE LA SEMANA del 8 al 12 de octubre




  1. Internet como \’daño colateral\’
  2. Una mala semana para Microsoft
  3. Pérdidas que saben a gloria









  RESUMEN DE LA SEMANA del 8 al 12 de octubre



<A
name=1>1.-


Internet como \’daño colateral\’



Los bélicos acontecimientos actuales están acabando con una leyenda: la de que Internet nació como una herramienta militar. De ser así su seguridad no sería tan lamentable, su robustez tan dudosa y su libertad tan extrema. De ser así los mecanismos de control estarían integrados y serían imposibles de esquivar. De ser así el gobierno de los EEUU no estaría pensando en diseñar una red paralela, ajustada a sus necesidades. Lo cierto es que parte de la investigación que creó la Red obtuvo dinero del Ministerio de Defensa EEUU, para reducir costes mediante la distribución de recursos. En aquellos tiempos (años 60) toda universidad quería su ordenador, y ese lujo eran caro. La Red nació para abaratar el acceso a ordenadores remotos, y por eso carece de control de contenidos y de seguridad ante ataques: los dos rasgos que obsesionan desde hace años a los teóricos militares. Tanta cháchara sobre \’ciberterrorismo\’ deriva de que Internet no es, y nunca fue, un proyecto militar, sino una idea financiada en parte por un ministerio que fue \’secuestrada\’ por una panda de \’hippies\’.

La principal característica de la Red es la casi absoluta libertad de publicación; el hecho de que cualquiera puede escribir lo que desee para que el mundo entero lo lea. Nada más contrario a una institución, la militar, que desde la Antigüedad conoce (por experiencia) el valor de la información y su control. Entre las ironías de la historia debe contarse que el ministerio que supervisa un ejército financiara la creación de un sistema tan contrario a los valores y necesidades de lo militar. Hoy, usando la histeria bélica, quienes siempre sospecharon del descontrol informativo de la Red quieren reconquistarla. Para ello se rescatan los apocalípticos avisos sobre ataques a centrales nucleares o aeropuertos a través de Internet, y se insinúa (nunca se afirma) que los autores de las atrocidades del 11 de septiembre han usado, o podrían haber usado, la Red para comunicarse. A la vez, Internet se transforma en una fuente clave de información para el público. Cuando los militares EEUU acababan de aprender a controlar la TV, que tanto daño les hizo en Vietnam, surge la Red. Mala suerte.

La verdad era la primera baja en las guerras; también en ésta. Excepto por un detalle: hoy es posible acceder a voces muy divergentes con la versión oficial (plato único de televisiones y periódicos), consultar documentos o ampliar cualquier dato gracias a la Red. Es posible crearse una opinión propia; anatema en tiempos de adhesiones incondicionales. Nada de esto gusta a ninguno de los combatientes; a uno porque considera la información un riesgo, al otro porque sospecha de cualquier libertad. La Red corre así el riesgo de convertirse en \’daño colateral\’. En Afganistán ya estaba prohibida antes, por su carácter \’corruptor\’. En Occidente los gobiernos se apresuran a coartar la libertad que ofrece. EEUU ya ha aprobado una ley que facilita escuchas, amplía los poderes gubernamentales y (de paso) limita el juego online no vaya a usarse para lavar dinero. Con la misma excusa habría que prohibir desde el teléfono al automóvil, pasando por los aviones y los box cutters. Al mismo tiempo se lanza un paquete de ayuda económica para reactivar el alicaído sector tecnológico; el clásico sistema del palo y la zanahoria. Buf.

Que un invento supuestamente militar concite tan poco amor de los dos contendientes en una guerra es otra paradoja; pero fácil de explicar. Internet es hoy enemiga para ambos bandos, puesto que fomenta lo que ninguno parece querer: el diálogo y el libre intercambio de ideas. En la lucha contra el terror y la barbarie la información será clave; quien esté por la libertad debería considerar a Internet como un potente aliado, más poderoso cuanto más libre. De lo contrario militares y talibanes se saldrán con la suya. Y perderemos todos.





2.- Una mala semana para Microsoft

Muchas malas noticias y todas juntas; para el Gigante de Redmond la última semana ciertamente no se recordará entre las mejores de su relativamente corta vida. Y es que los enanos le crecen por doquier al maestro del circo, en especial en los numerosos frentes judiciales que tiene abiertos. Hasta Europa, a veces tímida con los grandes (sobre todo estadounidenses) parece haberse hartado, y ha dado un puñetazo encima de la mesa: acuda a Microsoft de obstaculizar su investigación sobre el \’posible\’ abuso de posición dominante de la compañía. Desde siempre uno de los principales problemas de Microsoft ha sido su inquebrantable convicción en la bondad de su propia causa. Convicción que roza la arrogancia, y que le ha costado muchas simpatías. Ahora la Unión Europea previene: además les puede costar dinero. Mucho dinero.

De confirmarse una multa ejemplar, la compañía de Ballmer y Gates no iba a sufrir en exceso: sus reservas de efectivo (amasadas a lo largo de muchos años) son más que suficientes para cubrir cualquier sanción. Lo peor sería la reconfirmación de que las mañas y actitudes de la empresa no se ajustan a la legalidad ni a la moralidad. Cosa que el Tribunal Supremo estadounidense ha remachado, finalmente, esta semana. El veredicto es claro y contundente: no, Microsoft no debe ser dividida, pero sí, tiene poder de monopolio y ha abusado de ese poder. O en otras palabras: es culpable, pero la partición no es la respuesta. Dado el historial de acuerdos previos violados por la empresa, no extraña tampoco que las conversaciones con los gobiernos EEUU (federal y varios estados, acusadores en el caso) no hayan llegado a ninguna parte. La empresa se niega de forma reiterada y pertinaz a extender las conversaciones más allá de Explorer y Windows 95 y 98. Los representantes estatales quieren hablar de Windows XP. La compañía explota divergencias internas en el bando acusador, y los gobiernos exigen que el nuevo sistema operativo de Microsoft no excluya violentamente a la competencia. Como las posturas están muy distanciadas, el juez ha nombrado un mediador. Esta vez, un profesional de la mediación extrajudicial, en lugar de un especialista en legislación antimonopolio. Veremos qué puede hacer, aunque en el pasado la resistencia numantina de Redmond a reconocer lo equivocado de su actitud ha
imposibilitado todo acercamiento.

Las señales que emite Microsoft no van por la conciliación. De momento sigue preparando el (retrasado) lanzamiento a bombo y platillo de XP, y ampliando las capacidades de su software. Además sigue comprando, en especial tecnologías que pueden resultarle enemigas; por ejemplo ha invertido esta semana en una empresa de software P2P, eso sí, legal. En conjunto Microsoft sigue como siempre; sin propósito de enmienda, que según la Iglesia Católica es el primer paso hacia el perdón…

Entre unas cosas y otras el lanzamiento de XP sigue en el aire (recordemos que la acusación aún puede pedir su suspensión), y con el una buena parte de la (¿mítica?) recuperación del sector tecnológico. En los fondos sigue también la cotización de la empresa, en 56 dólares. Qué tiempos aquellos, antes de la Maldición del Milenio, cuando su cotización bursátil no dejaba de crecer y crecer. Porque desde enero de 2000 no hace más que descender… Para acabar de rematar la semana, una de sus filiales ha sido blanco en la presente histeria Ántrax. ¿Ataque, bromazo, finta de distracción? Quién sabe.

Más sobre Microsoft, en Baquía.com
Más sobre sentencias del caso Microsoft, en Baquía Noticias
Más sobre monopolios y arrogancia, en Baquía.com


3.- Pérdidas que saben a gloria

A medida que nos adentramos en octubre, van cayendo con cuentagotas los primeros resultados del último trimestre de las compañías tecnológicas. Y, como era de esperar, las cifras no son buenas, si bien en muchos casos los descensos no son tan pronunciados como los más pesimistas habían previsto. Algo que parece coincidir con lo señalado en una encuesta realizada entre economistas publicada por Blue Chip Economic Indicators la semana pasada: el sector tecnológico ya ha pasado la peor parte, pero todavía queda desierto por recorrer —no en vano la crisis se extiende ahora a otros sectores—, y habrá que esperar para ver si los estímulos fiscales y monetarios del gobierno Bush y de la Reserva Federal le permiten alcanzar el siguiente oasis.

En el lado negativo siguen destacando los fabricantes de chips, equipos informáticos y periféricos. Gateway se une así a Compaq y Sun Microsystems y anuncia pérdidas de entre 14 y 17 centavos por acción, excluyendo gastos extraordinarios, unas cuatro veces más de lo esperado por los analistas; pérdidas que son la guinda de las medidas de reestructuración anunciadas hace tan sólo un par de semanas. Tampoco se espera que Handspring, cuyos resultados se harán públicos este miércoles, lo haga mucho mejor. Si los analistas no se ponen de acuerdo y predicen pérdidas de entre 16-29 centavos por acción, la cifra sugerida por la compañía, entre 26-27 centavos, es indicativa del calvario por el que está pasando. Xerox, el gigante de las impresoras, anunció pérdidas dos veces superiores a lo esperado por los analistas y culpó de ello a los acontecimientos del 11 de septiembre, ya que en julio y agosto, según su presidenta, habían superado sus previsiones. Mejor lo hizo Juniper Networks, que compite con Cisco en el mercado de la infraestructura de redes de comunicación y que se sumó al optimismo de la compañía de John Chambers al anunciar que su negocio no ha sido muy afectado por los atentados. Su beneficio, excluyendo partidas extraordinarias, fue de 32,5 millones de dólares y superó las previsiones de los analistas, pese a ser casi la mitad que el año pasado. Ya se sabe: en estos tiempos, no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.

Motorola, la compañía estadounidense de tecnología móvil, anunció pérdidas exorbitantes. Nada más y nada menos que 1.400 millones de dólares de números rojos en su último trimestre, como consecuencia sobre todo de la caída de la demanda en el mercado de los semiconductores, que recortó sus ventas totales un 22%. Claro que la parte más grande del pastel de las pérdidas hay que atribuírsela a los costes extraordinarios, 2.000 millones de dólares, fruto de su interminable reestructuración (la compañía despedirá ahora a otros 7.000 empleados) y de una dotación a reservas por impago de un préstamo por valor de 1.300 millones de dólares.

La mayor expectación, sin embargo, era para Yahoo!. El portal cumplió con unas previsiones que ya había sido recortadas severamente, pero anunció tiempos difíciles y posiblemente nuevos despidos. De nada sirvió obtener cifras de uso y de tráfico récord. La compañía creada por Filo y Yang perdió 24,1 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, frente a los beneficios de 47,7 millones de dólares que obtuvo en el mismo periodo del año anterior, y vio cómo sus ventas se reducían casi a la mitad. El principal lastre para la compañía, señaló su CEO, fue la caída del mercado publicitario, que no termina de levantar cabeza. Normal pues que DoubleClick, la compañía líder del mercado publicitario online, perdiera 103,5 millones de dólares en el tercer trimestre, por tan sólo 10,7 en el mismo periodo del año pasado. No lo hizo sin embargo tan mal como se esperaba, y así se dio la paradoja de que el mercado la premió con una subida en Bolsa.

Y es que cuando no hay demanda no hay como meter la tijera en los costes para alcanzar o superar los objetivos previstos. Eso es lo que hicieron E*Trade, el broker online, y Akamai, el distribuidor de contenido por Internet. El primero, en medio de un descenso de actividad del 39%, aumentó su beneficio operativo hasta 9,3 millones de dólares, aunque obtuvo pérdidas por valor de 243,7 millones de dólares —227 en concepto de gastos de reestructuración—. Akamai redujo sus pérdidas gracias al aumento de ingresos (57%) y a la reducción de los costes, que en el próximo trimestre incluirán una reducción de plantilla del 25%. Lo dicho: se pierde, pero tal y como están las cosas, son pérdidas que saben a gloria.





<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.







<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.







<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.







<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios




<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64



Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios