BAQUIA

Internet como herramienta para combatir la corrupción urbanística

Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, muchas son las noticias que nos llegan de fraudes, cochechos, papeles sin normalizar, comisiones de tapadillo… está claro que en los últimos años, en el mundo de la especulación urbanística, la transparencia ha brillado por su total y completa ausencia.

Precisamente la corrupción es lo que quiere evitar el Gobierno y los municipios y entidades locales de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que han destinado nada menos que 57 millonazos de euros al programa “Urbanismo en Red”. Lo que se pretende con este programa es digitalizar toda la documentación urbanística susceptible de sospecha y que sea registrada por las oficinales municipales de las leyes del suelo. De este modo, no sólo los consistorios tendrán acceso a la documentación, sino que ésta quedará expuesta para que cualquier ciudadano pueda acceder a ella y consultarla sin ningún tipo de problema.

Este acuerdo no sólo permitiría conocer presuntas irregularidades formales en los papeles oficiales, sino que a los ciudadanos también se les presentaría la oportunidad de comprobar si los acuerdos que una constructora o promotora les pone sobre la mesa son los mismos a los que se han comprometido en toda la documentación que se le entrega al ayuntamiento de turno. Se podrán descargar fichas urbanísticas completas, planos e incluso información catastral de todo el territorio nacional, siempre y cuando afecte a los cerca de 300 municipios que se inscriben dentro de la FEMP.

Las administraciones locales, a la cola de la transparencia informativa en Internet
Lo cierto es que, si esta medida resulta eficaz, podría darle un buen empujón a la transparencia de los ayuntamientos, que por lo general son las administraciones que menos garantía de transparencia informativa ofrecen y menos usan las nuevas tecnologías para informar a sus ciudadanos.

Así, mientras el BOE o la mayoría de diarios oficiales regionales y provinciales pueden consultarse por Internet, la mayoría de municipios no suben a su web ni siquiera las actas de los Plenos, con lo que a día de hoy se ve como una utopía que el ciudadano de a pie pueda comprobar por sí mismo la diversa documentación urbanística que gestiona su ayuntamiento y las empresas a las que este adjudica la gestión y explotación del suelo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios