BAQUIA

Internet: la asignatura pendiente en España

La práctica totalidad de los rankings sobre tecnología no suelen dejar bien parada a España, debido en gran parte a la poca penetración de Internet en el país y a la escasa inversión gubernamental en estas nuevas aplicaciones. Sin embargo, según un estudio elaborado por la Asociación pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES), el país ocupa el tercer puesto dentro de la Unión Europea con respecto a la cantidad de líneas GigADSL.

Esta modalidad de conexión, comercializada por Telefónica España a nivel mayorista, ofrece a otros ISPs la posibilidad de tener una amplia red de conexiones pese a no contar con la infraestructura necesaria para llegar hasta la central de la que depende el usuario. Con esta fórmula, el operador tan solo necesita llegar a un Punto de Acceso Intermedio (PAI) para poder ofrecer sus servicios.

En total, España dispone de 800.000 de estas redes, un número muy superior al de otros países como Suecia, Finlandia u Holanda. Con esta información, ADECES asegura que el problema en el país está centrado en la penetración de la banda ancha, pero no a niveles de competencia, pese a que la Comisión Europea ha multado recientemente a Telefónica por este hecho.

Sin embargo, y pese al reducido porcentaje de población que tiene acceso a Internet comparado con otros países, los datos mostrados en el informe son alentadores en otros aspectos. Por ejemplo, España destaca dentro de la UE por tener un número creciente de líneas de cable (23%), mientras que otros países muestran cifras muy por debajo, como Alemania (3%), Luxemburgo (11%) o Italia (6%).

Aún así, el estudio sigue poniendo de manifiesto el poco impulso que se da en España a las nuevas tecnologías y, en especial, a Internet. De hecho, se sitúa tres puntos por debajo de la media de la UE en el porcentaje de ordenadores que existen en relación con la población.

Internet sigue siendo la gran asignatura pendiente y numerosos usuarios son aún reticentes a la hora de contratar una línea ADSL en su domicilio. El principal problema es la falta de conocimientos sobre tecnología (el 37% de la población), junto al precio (13%) o la incapacidad de tener conexión por motivos técnicos (41%). Hay que tener en cuenta que el 65% de los usuarios españoles entre 16 y 74 no utilizan Internet habitualmente, y el 40% no ha utilizado un ordenador nunca a lo largo de su vida.

La situación en otros países de la UE es más positiva, pero aún así los gobiernos no realizan inversiones realmente fuertes para promocionar las nuevas tecnologías. Mientras que en Europa las diferentes naciones invierten unos 80 euros de media por habitante en la promoción y desarrollo de las TIC, en EEUU utilizan 350 euros y en Japón 400.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios