BAQUIA

Internet se come el mercado telefónico

Las muestras del fenómeno, pequeñas de momento, concentradas en islas que parecen aisladas, se repiten cada vez con mayor frecuencia: el tráfico de voz que configuraba un ingreso recurrente y constante deja de serlo. Internet y sus modelos de negocio en red se comen el mercado de la voz.

Según la revista Forbes Magazine, como consecuencia de esta invasión el mercado de tráfico de voz de larga distancia ha perdido 35.000 millones de dólares en cuatro años. Un acto de desaparición, según Forbes, cortesía de Internet, que amenaza incluso a las empresas de telefonía celular que ven sus ingresos actuales y, sobre todo, los futuros de la nueva generación de móviles, cuestionados por las redes WiFi, que serán gratuitas en muchas de sus implementaciones.

Las empresas de telecomunicaciones norteamericanas lo tienen claro. Muchas se han apuntado ya al carro de la Voz sobre IP y ofrecen redes WiFi sin esperar a que los nuevos rivales, más ligeros de inversión que ellos, les coman el negocio.

El mercado de la utilización de las redes crece de forma exponencial, paralelamente al declive de los precios. Es una carrera contra el tiempo, difícil de ganar, en la que Europa, con la única excepción quizás de Inglaterra, está siguiendo la estrategia del avestruz: meter la cabeza bajo tierra y decir que todo sigue igual.

Qwest ha sido la primera de las compañías tradicionales de telecomunicaciones estadounidenses que ha lanzado sus servicios de voz sobre IP y redes WiFi. Ahora lo acaban de hacer todas las demás, y el mercado crece mientras deja considerables bajadas de precio que rompen su línea de resultados.

En España, el mercado está apenas despertando a estas nuevas tecnologías y las aplicaciones son todavía muy concretas en entornos poco habituales (aeropuertos, hospitales). Pero la ola va llegando también y las empresas clásicas de telefonía han de enfrentarse a dos alternativas: liderar el cambio o dejar que sean otros quienes \”les coman el queso\”.

Veremos qué deciden y se lo contaremos.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios