BAQUIA

Internet y el cine se entienden

Reunir a directores y productores de cine, internautas, blogueros y abogados en una sala podría parecer una receta para el desastre, sobre todo tras el fiasco de la Ley Sinde, tumbada en el Congreso tras unas protestas en Internet inauditas hasta el momento. Pero un tweet del convocante ("Buenas noticas: la reunion funciona. Reconocemos errores se aportan ideas") apuntaba a algo muy distinto.

La reunión podía seguirse casi en directo desde Twitter, para perplejidad de algún asistente que seguía creyendo en aquello de las reuniones a puerta cerrada. Y después, los que participaron han hecho sus propias reflexiones. La mayoría coincide en que es sólo un principio, pero por el buen camino. Julio Alonso, bloguero e inversor en negocios de Internet, señalaba que el mero hecho de que se hubiera celebrado ya era una buena señal, pero se mostraba escéptico sobre su efecto en las medidas del Gobierno.

Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, describió el encuentro como "tres horas de diálogo y entendimiento" y daba por muerta a la Ley Sinde. Por el contrario, el abogado David Maeztu expresaba su pesimismo porque pudiera evitarse la aprobación de una Ley Sinde precipitada y apenas remodelada en los próximos días.

A medio camino entre la industria tradicional y los representantes de la Red podríamos colocar a Nicolás Alcalá, director de El Cosmonauta, pelicula financiada en la Red y distribuida con licencia Creative Commons, que intentaba dar con la receta justa para buscar un acuerdo.

"Estoy convencido de que si somos capaces de reconciliarnos con nuestro público, darles trabajos de calidad, hechos con mimo, y tratarlos como lo que son, la cosa más importante en nuestra profesión, nos devolverán el favor y no será una cuestión de dinero", afirmaba Alcalá, que encabezaba su post con la foto de la camiseta que habían regalado a de la Iglesia, y que reza "I Support Piracy (of my movie)".

No hay planes concretos ni papeles firmados tras la reunión, pero ya es todo un cambio que un presidente de la Academia de cine admita, como hizo de la Iglesia, que "igual hay que cambiar el modelo de negocio".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios