BAQUIA

“¿iPad? ¡Nosotros lo sacamos en 2003!”

Como comentábamos ayer, se había hablado tanto del tablet de Apple que pocas sorpresas podían esperarse el día de su presentación oficial. Una de ellas, sin embargo, fue el nombre elegido para bautizar a la nueva criatura de Steve Jobs. Se especulaba con opciones como iTablet o iSlate, pero casi nadie había imaginado el de iPad, más sencillo y en la línea morfológica de sus “hermanos” iPod y iPhone. Sin embargo, parece que a nadie en Apple se le ocurrió consultar el registro de patentes para verificar si el nombre estaba disponible. De haberlo hecho habrían comprobado que el iPad es un dispositivo que ya existe, pues lo comercializa la japonesa Fujitsu desde el año 2003, principalmente en los Estados Unidos, donde tiene registrada la marca en la Oficina de Patentes. Se trata de una especie de ordenador de mano dirigido a comerciantes, que les permite verificar precios, escanear códigos de barras o controlar inventarios; tiene una pantalla táctil de 3,5 pulgadas, procesador Intel, sistema operativo CE.NET de Microsoft y funciones de comunicación como Wi-Fi, Bluetooth y VoIP. Tal vez el asunto no preocupe demasiado en Apple, que hace tres años ya tuvo que negociar con Cisco para utilizar la marca iPhone. Apple argumentará que se trata de productos diferentes dirigidos a mercados diferentes, y está dispuesta incluso a disputarle a Fujitsu el derecho a utilizar el nombre. Por ahora, los abogados de la compañía japonesa estudian el caso a la espera de que Apple se ponga en contacto con ellos. Según Masahiro Yamane, director de relaciones públicas de Fujitsu, la compañía japonesa entiende que el nombre es suyo, y que la movilidad también es un elemento esencial de su menos glamouroso iPad. De momento, Apple tiene de plazo hasta el 28 de febrero para decidir si presenta una alegación contra Fujitsu. Afortunadamente, el conflicto puede quedar solucionado antes de que a finales de marzo su iPad llegue alas tiendas norteamericanas. Pero lo peor es que el iPad de Fujitsu no es el único producto comercializado en el mundo con ese nombre. La alemana Siemens lo utiliza para algunos motores, y la canadiense Coconut Grove Pads… para un modelo de sujetador.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios