BAQUIA

Jazztel: el secreto está en su red

Leopoldo Fernández Pujals, creador de la Yeguada Centurión y de Telepizza, pone a Jazztel en la senda del crecimiento explosivo que tanto le gusta. ¿Mil millones de euros de ventas anuales en tan solo tres años? ¿Por qué no? Ya ha demostrado antes su toque mágico para contactar con el público masivo.

El hecho de que ya tenga el eslogan de sus próximas campañas en televisión (El secreto está en su red) y haya estado dispuesto a invertir 62 millones de euros para convertirse en el accionista de referencia de Jazztel demuestra que, esta vez, el relanzamiento de la empresa va en serio, y que los 600 millones de euros invertidos en fibra óptica en España van a servir para que la compañía explique sus ventajas competitivas.

Esta vez, el desafío es mayor. No se trata de una \”masa\” que todos conocen, sino de una red. Conociendo su trayectoria estamos convencidos de que pronto hasta nuestras abuelas sabrán lo que es una red. ¡Ah! Y querrán la de Jazztel, claro.

El actual Presidente, Massimo Prelz, continúa en la empresa como Consejero. Roberto de Diego sigue como Consejero Delegado y es el puntal que tiene que garantizar lo que Leopoldo ha llamado servicio. Crecer sí, pero garantizando un gran servicio al cliente. Entre ambos y su equipo han elaborado seis distintos escenarios de crecimiento, todos muy por encima del crecimiento del mercado -Fernández Pujals tiene claro que crecer por debajo del mercado es la muerte para una empresa- y ambos se han dado 30 días para escoger el escenario que van a implementar.

¿Mil millones de euros de ventas anuales en tres años? ¿Por qué no?

Que nadie se llame a engaño. El señor Fernández Pujals ya no está motivado por el dinero. Lo que persigue es el éxito de su vida, mucho más importante que el triunfo económico, que ya no es necesario para él. Se trata del encore de un artista de la comunicación y de la gestión que no acepta derrotas.

Roberto no lo va a tener fácil. El crecimiento y la buena atención al cliente son, en telecomunicaciones, difíciles de alcanzar. Con un Super Director Comercial cum Presidente como Fernández Pujals, la maquinaria de Jazztel va a verse pronto forzada a responder a ritmos crecientes de nuevos clientes y tensión en las capacidades no ya de su red, sino de la electrónica y sistemas adicionales de gestión, acceso, facturación, atención al cliente, etc., que no se improvisan en unas horas.

Son buenas noticias para el sector y para los clientes. ¿Tendremos por fin una empresa rompedora en el mercado? ¿Seremos capaces de compararnos, en un par de años, a los suecos y disponer de anchos de banda comparables a precios similares?

Lo estamos deseando. El sector económico que configuran las nuevas tecnologías está pendiente de una red de banda ancha capaz de enviar datos, en ambas direcciones, a ritmo creciente para poder configurar nuevos modelos de negocio del siglo XXI. La telefonía IP aguarda a la vuelta de la esquina y amenaza con cambiar el modelo de negocio establecido por las telecos de cobro por distancia y tiempo de conexión. No existe todavía un modelo dominante, y las barreras para la implementación de éstos son importantes porque afectan a un sector económico muy poderoso y con peso estratégico en las economías avanzadas, pero no hay marcha atrás.

Jazztel tiene que decidir si rompe la baraja de los modelos establecidos y reinventa mercados que acerquen la tecnología al usuario final, generando nuevos modelos de negocio y creando miles de nuevos puestos de trabajo de nueva generación que son los que realmente tienen suficiente valor añadido como para que sean sostenibles en Europa y demás economías avanzadas.

Fernández Pujals y Roberto de Diego tienen claro que este reto es imposible sin una plantilla motivada y entusiasta y parece que los primeros pasos ya están dados en la dirección adecuada. De momento, todos los empleados de Jazztel tendrán opciones sobre acciones al precio pagado por el nuevo Presidente de la compañía, por lo que si se cumplen sus pronósticos, más de uno podrá ser millonario dentro de dos o tres años. No está mal como motivación de partida.

La nueva dirección tiene claro que su éxito pasa porque todos entiendan que Jazztel tiene una red que le permite ofrecer, según la analogía de su nuevo Presidente, BMWs de la serie 3 con prestaciones de la serie 7.

Sólo le queda escoger la campaña. No es tan fácil hablar de una \”masa\” como de una red, pero estamos seguros de que lo conseguirá… Esperemos que en beneficio de todos los internautas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios