BAQUIA

Jolicloud: ¿la solución operativa para los notebooks?

Una de las últimas sensaciones tecnológicas de los últimos meses son los ultraportátiles o netbooks, unos ordenadores portátiles de reducidísimo tamaño que permiten a sus usuarios llevarlos a todas partes con comodidad y hacer múltiples tareas sin cargar con pesados armatostes.

Lo malo de los netbooks son sus lógicas limitaciones de hardware, unas limitaciones que encuentran problemas a la hora de ejecutar software que quizá necesite un equipo más fuerte. Así pues, si bien un netbook permite llevar encima un portátil sin apenas peso añadido, encuentra su punto débil cuando se quieren ejecutar varias tareas y el hardware no da para más.

Partiendo de este problema, Tariq Krim, ex CEO de Netvibes, optó por comenzar a desarrollar un sistema operativo para ultraportátiles. Así nació Jolicloud, una plataforma especializada en netbooks que facilitará las formas de almacenamiento y ejecución de programas a estos pequeños ordenadores. Jolicloud está basado en Linux (más concretamente en Ubuntu Eee) y comparte los principios de software libre de gran parte de los SO de los netbooks, sólo que con mayores especificaciones para estos equipos y con un diseño adaptado a esta interfaz.

Una de las características de Jolicloud es que almacenará la mayoría de sus datos de forma online, de modo que los netbooks dejarán de ser máquinas almacenadoras y emplearán todos sus recursos de forma mucho más provechosa. Por el momento, Jolicloud aún está en versión alpha para desarrolladores, pero ya son muchos los usuarios que están esperando esa versión beta para comprobar sus servicios y sus cualificaciones.

La Red como solución a los problemas de almacenamiento
La filosofía de Jolicloud de almacenar la mayoría de los datos en la Red no es nueva, ni mucho menos. Sin ir más lejos, el sistema operativo de Google, Google Chrome OS, ya está desarrollando esta forma de almacenamiento. Por el momento, este tipo de sistemas operativos no se lanzan como grandes competidores de los tradicionales, sino como alternativas. Con el tiempo habrá que ver su funcionamiento y serán los usuarios los que decidan el futuro de estas plataformas de sistema operativo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios