BAQUIA

Kazaa, en el punto de mira de la justicia

Kazaa vuelve a estar contra las cuerdas. Un tribunal federal de Los Ángeles escuchará a lo largo de la jornada de hoy los argumentos en contra de las discográficas y Hollywood que pretenden denunciar al programa de intercambio de música más popular a día de hoy.

Hoy es un día importante para Kazaa. De la decisión que adopte el tribunal depende, en gran medida, su futuro. Todos los ojos, tanto de los acusadores como de los defensores, recaen sobre Sharman Networks, la compañía afincada en la isla australiana Vanuatu propietaria de la red Kazaa.

En caso de que el tribunal dé su aprobación a que se inicien los trámites legales para interponer la denuncia, es muy probable que el programa corra la misma suerte de Napster, Aimster, Audio Galaxy, Grokster y Morpheus. Aunque no todos se han visto obligados a cerrar, algunos ‘ejemplares’ como Napster y AudioGalaxy han dejado de existir como plataformas a través de las cuales conseguir música gratuita.

“Obviamente, existen un montón de compañías que se ubican fuera de Estados Unidos con la esperanza de conseguir cierta inmunidad frente a la maquinaria de pleitos”, ha señalado Fred von Lohmann, consultor de la Electronic Frontier Foundation, que representa a Streamcast Networks, la empresa rival de Sharman Networks. Por eso, según von Lohmann, la decisión del tribunal supondrá “un mensaje importante” para todas aquellas compañías que disponen de su sede social en zonas de ultramar con el fin de quedar impunes ante la legislación estadounidense.

Sin embargo, el caso de Kazaa no tiene esas complicaciones. Y es que Sharman llegó a un acuerdo con Blastoise, la compañía que desarrolla la tecnología peer to peer del programa, por el que cualquier disputa legal se libraría en un tribunal de Los Ángeles.

Pero ahora el abogado Rod Dorman, que defiende a Sharman, ha señalado que hace poco hubo se renegoció el contrato determinándose que los problemas legales se solventarían en el Reino Unido. Kazaa argumenta que la compañía apenas cuenta con negocios en Estados Unidos, por lo que no tiene por qué acogerse a las leyes que imperan en ese país.

Y no es que Kazaa quiera escaquearse de los problemas legales. Muy al contrario. El abogado de la compañía ha conminado a la parte demandante –discográficas y Hollywood– a que interponga una denuncia en Australia, país en donde está radicada la firma de música.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios