BAQUIA

Kazaa se las verá con la justicia de Estados Unidos

Kazaa acabará siendo juzgado en Estados Unidos. La vista celebrada ayer, en la que la Industria de la música presentó sus argumentos para denunciar a la plataforma pirata más utilizada de Internet, no tuvo en cuenta que el programa pertenezca a una compañía con sede fuera de Estados Unidos.

En el tribunal federal de Los Ángeles pudieron escucharse ayer palabras como redes peer to peer, piratería, derechos de autor… e incluso China comunista. Aunque no lo parezca, lo que trataba de dilucidarse era si Estados Unidos puede enjuiciar a la compañía Sharman Networks, cuya sede se encuentra en la isla australiana de Vanuatu.

El juez Stephen Wilson señaló tras escuchar los argumentos que el tema es complejo, aunque este escollo no evita que deba “resolverse” lo antes posible.

Wilson no especificó en ningún momento cuando tiene previsto iniciar el juicio, aunque dejó claro que no le convence el argumento de que, por esta situada Sharman Networks fuera de Estados Unidos, no deba acogerse a las leyes del país. De hecho, señaló “convincentes” las palabras de los acusadores cuando apuntaron que el servicio de intercambio está disponible para muchos habitantes de California.

Uno de los que abogaron por ampliar la jurisdicción estadounidenses fue David Kendall, abogado que representa a seis estudios de cine, entre los que se encuentran Disney, Fox y Paramount. A su juicio, sólo por el hecho de que Kazaa esté disponible en Estados Unidos es motivo suficiente como para enfrentarse a las leyes de su país.

Por su lado, Rod Dorman, defensor de Kazaa rebatió esta tesis señalando que, en caso de salir adelante, dejaría una puerta abierta para que un tribunal “de la China comunista” demande a las empresas de Estados Unidos que operan online.

Según recientes estudios, existen cerca de 21 millones de estadounidenses con Kazaa instalado en su ordenador. El programa permite intercambiar música, películas y programas de forma gratuita, lo que supone una violación de los derechos de autor. El coste cero por utilizar la plataforma la solventa la compañía con la venta de anuncios, que generan unos ingresos aproximados de cuatro millones de dólares al año, según detallaron los abogados que representan a la Industria del entretenimiento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios