BAQUIA

Kindle: ¿ahora sí?

Para los lectores habituales de libros, y si además son amantes de la cacharrería tecnológica, un lector electrónico de libros se supondría un gadget altamente atractivo, algo así como un iPod de las letras: un aparato en el que guardar y transportar con comodidad docenas de obras literarias, sin problemas de almacenamiento en casa. Y sin embargo, los lectores de libros electrónicos no acaban de despegar. ¿Será porque preferimos el tacto del papel? ¿Por la nostalgia del formato libro?

El caso es que ni siquiera la poderosa Amazon, reina del comercio electrónico mundial, ha conseguido dar gran difusión a su propio lector de e-books, el Kindle. En Estados Unidos, este año Kindle cuenta con el beneplácito de la estrella de la televisión Oprah Winfrey, que alabó sus virtudes en su programa, seguido por millones de espectadores, sobre todo mujeres, entre las que podría desatarse una fiebre similar al “efecto Wii”, es decir, su descubrimiento por parte de un público hasta ahora ajeno a esa tecnología. Amazon, por si acaso, ya ha avisado de que estas navidades venderá menos, como no, por la inevitable crisis.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios