Kindle: ¿el regalo de estas navidades?

Oprah Winfrey es una de las personas más influyentes en Estados Unidos, al margen de una de las mujeres más ricas del país. Una recomendación de un libro en su programa diario desencadena el conocido “efecto Oprah”, capaz de generar automáticamente millones de ventas en obras que habían pasado hasta entonces desapercibidas.

En su emisión del viernes pasado, Winfrey dedicó una buena parte del programa a alabar las cualidades de Kindle, el lector de libros electrónicos que fabrica y vende Amazon. Oprah declaró que actualmente es su gadget favorito, y afirmó que es capaz de cambiar la vida de las personas. Incluso Jeff Bezos, el CEO de Amazon, hizo una pequeña aparición para demostrar el sencillo uso del lector electrónico.

Aunque el aparato ya lleva varios meses en el mercado, una promoción como la ofrecida por el programa de Winfrey no es moco de pavo, ya que probablemente millones de mujeres que no tenían conocimiento de su existencia saben ahora de las virtudes del Kindle, un aparato ligero, fácilmente transportable, duradero, que no necesita de un PC para funcionar y que, para los lectores habituales de libros, ahorra dinero y espacio.

¿Un privilegiado espacio publicitario contratado por Amazon, o verdadero entusiasmo por parte de WInfrey al recomendar el aparato? El caso es que ahora el “efecto Oprah” podría actuar sobre el Kindle, y relanzar sus ventas de cara a la temporada de compras navideña.

De hecho, Amazon parece haberle concedido protagonismo absoluto a Kindle, que actualmente ocupa el espacio más visible de su página de inicio, cuando en meses anteriores ocupaba lugares más discretos. El aparato se vende por 359 dólares (hasta el 1 de noviembre hay un descuento de 50 dólares introduciendo el código “OprahWinfrey”), y sus compradores tienen disponibles 190.000 títulos para descarga electrónica, a un precio máximo de 9,99 dólares.

En su reciente presentación de resultados, los ejecutivos de Amazon afirmaron estar contentos con las ventas del Kindle, aunque no proporcionaron detalles sobre la cuantía de las mismas. Lo que sí aseguraron es que no veremos una versión nueva del aparato hasta el próximo año.

Paradójicamente, la propia Amazon vende el lector de libros electrónicos Reader de Sony a un precio más barato, 275 dólares. Sin embargo, más allá del precio, el Kindle presenta otras ventajas, como el acceso diario a periódicos y blogs, la oferta de títulos disponibles en Amazon, y mayor batería y capacidad de almacenamiento.

Además, en el caso del Reader de Sony, es necesario descargar los libros desde un PC y luego trasladarlos al lector, mientras que el Kindle incluye una tecnología similar a la conectividad de los móviles, para descargar desde Amazon los contenidos, sin el coste adicional de una conexión inalámbrica.

Habrá que esperar al mes de enero para ver si el “efecto Oprah” se ha dejado sentir en las ventas del Kindle.

wwww.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios