BAQUIA

Kindle llega al navegador

No sabemos si finalmente Amazon cumplirá con las profecías sobre tiendas de aplicaciones o tabletas propias, pero por el momento ha extendido a un nuevo campo el imperio de Kindle: el navegador.

Kindle es mucho más que un aparato electrónico para leer. También es una tienda, y sobre todo una plataforma de software. No en vano, hay aplicaciones Kindle para dispositivos rivales como el iPhone y sistemas tan diversos como Windows, Android o BlackBerry. Sin olvidar que desde enero, está abierta a los desarrolladores, con su primera aplicación de pago en el mercado.

El nuevo servicio permite a los usuarios leer fragmentos de libros desde el navegador, e integrar algunas partes en páginas web o blogs, y compartirlo en medios sociales, llevando las citas o referencias literarias a la web 2.0, que no van a ser todo vídeos de tortazos o gatitos.

Lo que puede leerse es concretamente el primer capítulo de cada libro (o al menos, de los primeros libros incluidos en el programa), con las opciones habituales de ajustar el contraste, cambiar o aumentar el tipo de letra. Además de, por supuesto, ponerlo en pantalla completa.

Para Amazon, el sistema no sólo funciona como reclamo, porque se accede desde su tienda, también le permite probar la tecnología de Kindle en navegadores y todo sin ofrecer nada que no sea posible en cualquier tienda física, que es echarle un vistazo a un libro antes de comprarlo.

Para los usuarios es también una posible fuente de ingresos porque si incluyen un fragmento de libro en su web y los usuarios acaban comprándolo, pueden recibir un porcentaje de los ingresos. Además de las posibilidades de promoción para los propios autores.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios