Kindle se salta la censura china

A veces, los grandes problemas no implican soluciones complicadas. Y por ejemplo, saltarse la censura de un país enorme con un sistema gigantesco de control de la información no requiere una elaborada estrategia informática, ni grandes conocimientos. Sólo hace falta comprarse un dispositivo en el mercado negro.

Esto es lo que está pasando en China con Kindle. Al parecer, la versión con 3G del popular lector electrónico elude el filtro oficial sobre páginas como Facebook o Twitter, que sufren los internautas que se conectan desde un PC.

Un rival ha advertido a Amazon de que no se haga ilusiones, porque las falsificaciones le van a robar buena parte del mercado, pero en este caso no se trata tanto de las ventas del Kindle como del acceso a la Red para los habitantes del país con más internautas del mundo.

En realidad, Kindle ni siquiera se vende de forma oficial en China, y los usuarios lo consiguen en el mercado negro. Algunos vendedores, que los consiguen de contrabando, afirman haber distribuido ya centenares de ellos.

Los blogueros disidentes están haciendo campaña en favor del dispositivo, encantados con el acceso a páginas prohibidas que consiguen a través de la red de Amazon, Whispernet, que por el momento ha conseguido colarse en un mercado (aunque sea de contrabando) donde hasta Google ha tropezado. Eso sí, no se sabe cuánto tiempo seguirá abierto el acceso.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios