BAQUIA

Konica Minolta pasa de la fotografía

En los últimos tiempos estamos más que acostumbrados a ver deserciones masivas desde la fotografía analógica a la digital, pero el caso de Konica Minolta es pelín particular; la pionera en la fabricación de cámaras y óptica de fotografía anuncia su retirada absoluta del sector (ni analógica, ni digital ni mediopensionista) ante su incapacidad para competir con la digitalización del mismo. Nada menos que 3.700 empleados serán puestos de patitas en la calle hasta septiembre de 2007.

Las postrimerías de marzo son la fecha fijada para el cese de actividades en este sentido. Konica venderá su división de cámaras con lentes digitales réflex a Sony.

La firma ha sido incapaz de hacer frente a la velocísima transición de las cámaras analógicas a las digitales; tampoco a la competencia de los fabricantes de estos nuevos aparatos.

Desde luego, las pérdidas han sido millonarias (unos 63,4 millones de dólares en el año fiscal cerrado el 31 de marzo de 2005). Sólo en el negocio de fotografía, que incluye los servicios a los clientes y los materiales fotográficos -películas, servicios de ventas y apartados similares- Konica perdió cerca de 21 millones de dólares.

Sony, que hasta ahora había colaborado con la empresa en el desarrollo de las cámaras réflex digitales, se hará cargo de los servicios existentes para el material de esta empresa que está ya en manos de consumidores y de las partidas ya fabricadas.

Pero, pese a las dificultades, Konica Minolta aún no ha reservado nicho en el cementerio empresarial. Sus ejecutivos afirman que desde este momento se dedicarán a fabricar otros componentes ópticos y electrónicos, así como fotocopiadoras.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios