BAQUIA

KPNQwest puede cerrar, que Europa seguirá navegando

El pánico creado por la quiebra de la teleco KPNQwest ha encontrado las dosis de calma necesaria en London Internet Exchange (Linx), conocida por ser el punto de intercambio de tráfico Internet más grande de Europa. Linx ha reafirmado su convicción de que los servicios de Internet seguirán funcionando en Europa como la espuma, exista KPNQwest o no.

Sus palabras son una reacción apresurada al artículo publicado por el diario sensacionalista The Sun, en el que aseguraba que el cierre de KPNQwest provocaría un colapso absoluto en la mitad de la red europea.

Ante tan devastador vaticinio, un representante de Linx ha afirmado que el cierre de la compañía holandesa sólo afectaría a aquellos usuarios que cuenten con KPNQwest como gestora de su página web y, al mismo tiempo, su empresa no hubiera llegado a un acuerdo con otra compañía para que supliera su servicio. Asimismo, Linx ha señalado que, a pesar del cierre de la firma, la operatividad de Internet permanecería igual al ser redirigida a otro proveedor.

\”Los proveedores del \’esqueleto de Internet\’ tienen la suficiente capacidad como para soportar tráfico extra\”, ha señalado el portavoz de Linx. De hecho, según sus palabras, esta capacidad añadida ha sido uno de los motivos que han llevado a la quiebra a KPNQuest.

Pero ni siquiera el hecho de que la compañía Colt haya informado de que asumirá la parte de la red de KPN, ha dejado tranquilo a muchas operadoras. Para que la transición de la vida a la muerte no sea tan dramática, KPN ha pedido a sus clientes –entre los que se encuentran el banco ABN, Dell Computer o Hewlett-Packard– que abonen cuanto antes las facturas que tengan adeudadas con el fin de garantizar el suministro de conexión durante todo el mes de junio, cancelando de esta forma el plazo que existía hasta el pasado lunes para encontrar los fondos que le permitieran funcionar un poco más de tiempo.

No obstante, el reloj corre y la teleco dispone hasta las once la noche de hoy para atesorar el dinero suficiente. Todo dependerá de sus clientes…

Con ello, KPNQwest espera ganar tiempo para buscar compradores y que sus clientes puedan contratar un nuevo proveedor. Según afirman muchas operadoras, los clientes europeos de KPNQwest pueden encontrarse durante los próximos días con el suministro de red paneuropea Ebone absolutamente cortado. \”Si la red de KPNQwest se cae, supondrá un bajón en la Internet europea en general\”, ha indicado un responsable de KPNQwest añadiendo más leña al fuego.

KPNQwest era la propietaria de la mayor red de cable de fibra óptica europea, situación que no le impidó presentar suspensión de pagos la semana pasada y advertir a sus clientes de que debían irse buscando otro proveedor de servicios de red de fibra óptica.

Hasta ahora KPNQwest gestionaba 25.000 kilómetros de red en dieciocho países de Europa, controlaba el 30% del tráfico de Internet europeo y el 10% del internacional. En España, era el responsable del 20% del tráfico de salida de las comunicaciones de Internet hacia otros países


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios