BAQUIA

Krámnik no pudo con ‘Deep Fritz’

El hombre no puede con la máquina, o viceversa. El campeón del mundo oficioso de ajedrez, el ruso Vladimir Kramnik, empató (4-4) en su duelo con el programa Deep Fritz, cinco años después de la derrota (3,5-2,5) de Gari Kaspárov frente a Deep Blue. Krámnik empezó el enfrentamiento como claro dominador (3-1), pero al final cometió errores que su rival castigó de forma implacable, según cuenta la crónica de Leontxo García en El País.

En la octava partida, las tablas llegaron tras solo 21 movimientos, con lo que el ajedrecista y máquina obtuvieron cuatro puntos cada uno (ambos ganaron dos partidas y las otras cuatro terminaron en tablas). Aunque Krámnik no ha conseguido la bolsa de un millón de dólares, se llevará para casa 800.000, mientras que los programadores de Fritz donarán sus 300.000 dólares a la caridad.

Fritz sólo había obtenido medio punto en las primeras tres partidas, pero al final consiguió remontar a base de un tesón que no le cuesta ningún esfuerzo. El campeón ruso demostró en las primeras partidas que la capacidad de cálculo de su rival cibernético (tres millones de movimientos por segundo) no sirve de nada cuando se trata de plantear estrategias a largo plazo. Sin embargo, Fritz fue retocado por su padre, el holandés Frans Morsch, para evitar la desaparición temprana de las damas y complicar el juego para provocar errores humanos. Y ahí cayó Krámnik, que cometió sendos errores en la quinta y sexta partida ante los que la máquina no tuvo piedad. En los últimos de juegos el humano, bastante más cansado de que su rival, no corrió ningún riesgo y consiguió asegurar el empate.

Krámnik dice que comenzó el duelo con un gran respeto hacia su contrincante, que no hizo sino aumentar a lo largo las partidas. \”El último rival que se me escapó haciendo tablas con las piezas negras en el movimiento 21 fue ¡Garry Kasparov!\” asegura. Aunque Krámnik afirma que Deep Fritz ha realizado \”jugadas humanas\”, las máquinas están lejos de dominar el tablero porque nadie ha logrado programar la intuición.

  • Más en El País

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios