BAQUIA

La América corporativa no quiere bloggers

En las compañías de EEUU gusta cada vez menos que los trabajadores escriban blogs. El tema no es nuevo, pero se está radicalizando, especialmente en el sector de servicios financieros. Ni siquiera cuando pretenden hacerlo durante el almuerzo, hasta el punto de que hay empresas que están prohibiendo el acceso a cualesquiera sitios que tengan la palabra blog en su URL.

Cada vez más cortafuegos corporativos agregan la palabra blog a la lista de los vocablos prohibidos ante los cuales se acciona el bloqueo de determinadas webs, como juegos, Britney Spears o sexo. Argumentan las firmas que los blogs distraen mucho a sus redactores, hasta el punto de que pueden cometer graves errores en su desempeño profesional, como por ejemplo perder inadvertidamente material sensible.

O poner dicho material sensible en sus posts. Según un estudio elaborado conjuntamente por Forrester y Proofpoint entre trescientas grandes compañías, el 57,2% de los empresarios entrevistados se muestra preocupado ante la posibilidad de que la plantilla ponga en sus bitácoras cosas que deben permanecer de puertas para adentro. Al lado de esta cifra, la preocupación por las redes P2P, por ejemplo, casi queda en agua de borrajas.

De todos modos, algunos expertos advierten que el acceso a los blogs es bloqueado más por razones de productividad que de seguridad. Pero también hay empresas con una mayor cultura humanística, digámoslo así, que no ponen trabas a los empleados que redactan bitácoras, siempre que sean capaces de respetar unos mínimos límites de discreción corporativa, no invasión de horarios laborales y temáticas apropiadas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios