BAQUIA

La Asociación de Música en Internet denuncia la monopolización del sector

La Asociación de Música en Internet (AMI) ha dado la señal de alarma sobre lo que está ocurriendo en un terreno tan delicado como el de la música online. De seguir así las cosas, se corre el riesgo de llegar a “una situación de monopolio” en el que las grandes discográficas extiendan su tentáculos dejando tocados de muerte a los más pequeños, ha denunciado la asociación. Se necesita un cambio, y éste tiene que venir a través de la implantación de un entorno plural y abierto a todas las compañías –pequeñas, medianas y grandes– que quieran hacer su negocio con la venta de canciones en la Red.

La AMI ha apuntado en un comunicado que existe el riesgo real de que las discográficas estén haciendo un “uso indebido” de las licencias que obran en su poder para impedir que las más pequeñas puedan distribuir canciones online. A juicio de la AMI, la Industria del disco está haciendo una interpretación “sui generis” de los derechos de autor, lo que les permite controlar el mercado “conforme a sus intereses”.

Este es, precisamente, el mismo argumento que está empleando Napster para defenderse de las cinco discográficas que le metieron a juicio. Los abogados que representan al programa creado por el joven Shawn Fanning se parapetan en que la Industria discográfica, poseedora del 80% de las canciones que se comercializan en el mundo, se niegan a vender las licencias correspondientes a otras compañías con el fin de monopolizar el mercado. Cualquier empresa que desee vender un disco en Internet necesita obtener una licencia de la disquera que haya editado el álbum solicitado.

La AMI ha detectado que los mercados musicales estadounidense y europeo están prácticamente copados por las plataformas lanzadas por las discográficas o grandes compañías. Mientras que más allá del Atlántico se hacen con la parte del león MusicNet y PressPlay, los usuarios del Viejo Continente deben echar mano de Weblisten y Vitaminic.

Según datos manejados por la Asociación de Música en Internet, existen 70 millones de internautas interesados en descargarse música de la Red, y de estos, el 65% estaría dispuesto a pagar la suscripción mensual correspondiente. Estos datos han creado “un mercado goloso” del que las grandes discográficas no se habían ni percatado, subraya la AMI. Ahora que se han dado cuenta de su potencial, pretenden “recuperar el terreno perdido” utilizando cualquier tipo de artimaña. “Para ello pretenden manejar conforme a sus intereses los derechos de ‘copyright’, lo que puede desembocar en una auténtica situación de monopolio”, concluye.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios