La ATI denuncia los males del software en España

La ATI (Asociación de Técnicos de Informática) presenta su análisis de los factores que inciden más negativamente en las pruebas de software en el mercado español.

El estudio, basado en encuestas con profesionales de TI en empresas proveedoras de TI, compañías de múltiples sectores y de las Administraciones Públicas, muestra una cierta actitud negativa hacia las pruebas de software, consideradas como una tarea poco creativa, de escasa consideración dentro de las organizaciones y de poca proyección profesional.

A ello se suma la falta de formación específica en pruebas de los profesionales dedicados a estas tareas junto a otros factores de índole más corporativa, como su menor importancia dentro de los proyectos al tratarse de un servicio no siempre facturable y el calendario escaso dedicado a las mismas, en los proyectos que se salen de tiempo y donde estas pruebas están destinadas al último lugar.

En el sector TI español se aplican como promedio sólo 8 de las 20 prácticas contempladas; un preocupante 42,7% de las empresas todavía confía sus pruebas y depuración de software a las habilidades particulares de sus profesionales; sólo un 32,2% de las compañías cuenta con un proceso de pruebas definido en sus aspectos básicos.

Uno de los factores que, según la ATI, influye negativamente en la implantación y eficacia de las pruebas de software es la formación de los profesionales. Así, más del 80% de los encuestados afirmó que en que muchos titulados en TI no tienen formación específica en pruebas; que en las Universidades, y a pesar de ser un tema comentado, pocos entienden su filosofía y la manera adecuada de realizarlas, y que los profesionales tampoco reciben esta formación en pruebas en la empresa en la que trabajan.

La definición de Calidad del Software, entendida como la satisfacción de las necesidades del cliente en el plazo y presupuesto adecuado, evoluciona cada vez más hacia un concepto de valor global aportado al cliente en términos de servicio: una evolución claramente influenciada por tendencias tan actuales como el SaaS (Software as a Service) o el uso de programas en modo ASP.

Según la ATI, 1 euro invertido en calidad puede ahorrar hasta 50 euros en reparaciones, problemas, pérdida de imagen, etc.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios