BAQUIA

La ausencia más comentada

Desde 1985, cada comienzo de año se organiza en San Francisco la Macworld Expo, una feria que gira en torno a los productos y servicios de Apple. El evento se abre tradicionalmente con el keynote de Steve Jobs, un acontecimiento que genera enormes dosis de excitación entre los medios tecnológicos de todo el mundo, pues durante su discurso el CEO y gran showman Jobs ha presentado los últimos años los productos estelares de la compañía.

Pero en la próxima edición del evento, Jobs no será el encargado de inaugurarlo, y la edición de 2010 ni siquiera contará con la participación de Apple. Esta doble renuncia ha generado todo tipo de comentarios en la Red. Sobre la primera, la mayoría especulan con el estado de salud de Jobs, muy delicado desde que fuese operado de un cáncer de páncreas hace un par de años. Sobre la segunda, hay quien habla desde desavenencias con la organización hasta una cierta actitud despectiva hacia los miles de asistentes (programadores, empresas, público) que cada año abarrotan la Macworld Expo.

Oficialmente, Apple explica que el negocio de las ferias se le ha quedado obsoleto: millones de clientes llegan a ellos a través de sus propias tiendas y de la web, por lo que carece de sentido participar en eventos físicos (¿ni siquiera en uno organizado alrededor de sus propios productos?). Apple tendrá que tener cuidado para no morir de éxito (sí, el iPhone es el teléfono más glamouroso, pero ahí llegan el T1 de Google y muchos otros modelos de interfaz táctil para plantarle cara), y evitar aletargarse en los laureles, como ya le sucedió a mediados de la década de 1990.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios