BAQUIA

La banca online española hace los deberes

Las crecientes pérdidas de las filiales online de los principales bancos, la falta de consecución de los objetivos previstos y la crisis general de los negocios en Internet, hicieron que todo comenzara a cambiar en las entidades que operan online.

Esta diferente dirección comercial en los bancos se comenzó a fraguar hace un año, aproximadamente, cuando se empezaron a ver los resultados de las duras medidas que tomaron los responsables de los diferentes bancos para llegar a la rentabilidad de sus filiales online en el menor tiempo posible y para, a corto plazo, eliminar una gran parte de las pérdidas.

Según el nuevo estudio de Baquia Inteligencia, el resultado de estas medidas ha sido muy positivo. La mayor parte de las entidades online mejoraron sus cifras y dejaron atrás los tiempos de la severa crisis.

El informe señala que ING sigue siendo el banco online número uno por captación de depósitos y número de clientes (518.000 en junio de 2002). Todo lo contrario ha pasado con Inversis. Su comienzo tardío como banco le ha perjudicado a la hora de captar clientes (12.000 hasta junio).

A medida que transcurren los meses, la confianza en los bancos online sigue aumentando. Un factor que apoya esta idea es que los clientes cada vez más realizan sus operaciones y consultas online. En Patagon, las operaciones online supusieron un 56% del total en junio, una importante mejora respecto al año pasado.

Por su parte, Uno-e ha sido el que mayor crecimiento ha experimentado en cuanto al número de productos contratados por cliente (2,6 productos por cliente en junio de 2002), una variable fundamental para sacar una rentabilidad mayor de cada cuenta abierta, aunque hay bancos que le superan en esta variable.

\”De cara al futuro, y a pesar de la mejora de las cifras generales de la banca online, la viabilidad de un número tan grande de opciones financieras en Internet, deja margen para que se produzcan nuevos cambios en estos actores (fusiones, cambios estratégicos, etc)\”, apunta el informe de Baquía Inteligencia.