BAQUIA

La batidora del Groundswell

Un día de verano de 2007, Steve Ogborn estaba leyendo uno de sus blogs favoritos cuando vio algo increíble. Algún chiflado había metido un iPhone de Apple en una batidora. En el video se veía a un tipo con pinta de empollón en bata de laboratorio y gafas protectoras. El iPhone, como puedes comprobar en este vídeo, quedó reducido a polvo en apenas un minuto.

Pues nada, las ventas de la batidora de Blendtec, que así se llama el fabricante, subieron significativamente desde que el video “Will it blend?” irrumpió en sitios como YouTube. Pero, ¿quién fue el genio que concibió esta campaña?

George Wright, director de Marketing de Blendtec, es uno de los héroes más insólitos del mundo Groundswell, toda vez que no tenía experiencia en marketing de consumo (ni en vídeos) antes de trabajar en la empresa.

Se le ocurrió la idea de hacer publicidad en YouTube el día que vio todo el suelo del laboratorio cubierto de serrín, después de que los técnicos hubieran estado triturando trozos de madera de dos en dos para probar las batidoras ultrarresistentes de la empresa. “Increíble”, pensó George, “la gente tiene que ver esto”.

Y así concibió la idea de colgar vídeos de batidos de objetos en Internet. Crear los primeros vídeos costó un total de 50 dólares, pero con un pequeño empujón, el experto en Internet de Blendtec, Ray Hansen, publicó un enlace en Digg (el equivalente norteamericano de Menéame,) después de colgar los vídeos en la web de la empresa.

Los vídeos se convirtieron en un bombazo, hasta alcanzar la cifra de 6 millones de visitas durante la primera semana. Cuando George Wright le dijo al Director General, Tom Dickson (el tipo con cara de empollón que protagoniza los vídeos) que estaba siendo un éxito en YouTube, su respuesta fue “¿Qué es YouTube?”.

Al poco tiempo vinieron las apariciones en el canal de presentación de vídeos “Video Hits One” y en “The Today Show”. A continuación, Jay Leno invitó a su programa “The Tonight Show” a Tom Dickson. Pronto los vídeos de Blendtec habían recibido un total de ¡60 millones de visitas!

George Wright y Blendtec habían creado una marca de gran consumo básicamente con una cámara de vídeo y algunos cachivaches baratos. Cierto, destrozar el iPhone debió costar su dinero, pero ni de lejos lo que cuesta normalmente rodar y promocionar un anuncio televisivo.

Éste es un buen ejemplo de cómo el marketing de los medios sociales, basado en las herramientas que ofrece la Web 2.0, están transformando el modelo de interacción con los usuarios. Blendtec supo aprovechar el potencial que ofrece el mundo groundswell para el marketing viral, y todo esto a un coste muy bajo.

Como se ve, y a pesar de (o gracias a) la crisis, estamos en tiempos que el dinero importa menos que el ingenio, así que piensa tú qué ideas meterías en tu batidora.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios