BAQUIA

La CMT estudia cómo regular las redes WiFi municipales

La CMT ha presentado una propuesta para que las Administraciones Públicas (por ejemplo, un ayuntamiento) puedan gestionar redes de telecomunicaciones (por ejemplo, conexión WiFi), en un cambio de rumbo sobre su posición en este tema.

Según su propuesta, las administraciones podrían ofrecer WiFi gratis a sus ciudadanos, pero con condiciones. Para empezar, la institución tendría que registrarse como operadora. Además, la conexión no puede llegar a oficinas o viviendas. Un parque o una playa estarían autorizados. Y para terminar, la velocidad no puede superar los 256 Kbps.

No hay límites a la velocidad en el acceso en bibliotecas, centros culturales o si el acceso está limitado a las páginas oficiales de la administración.

Otra opción, si la idea es darle a la gente Internet del siglo XXI y no como si estuviera viajando en el tiempo y conectándose con un módem, es que la red se autofinancie, ya sea cobrando a los usuarios o con publicidad o patrocinio.

En el último caso, los anunciantes o patrocinadores no pueden ser empresas que reciban subvenciones de la Administración. La CMT sólo aprobará redes con este modelo si el plan de negocio le parece sólido y los precios son de mercado, y sólo si no afecta a la competencia del sector, es decir de las operadoras tradicionales, que no están precisamente entusiasmadas con estos proyectos.

De todas las categorías que contempla el anteproyecto –aún en consulta pública y que por lo tanto puede cambiar mucho antes de aprobarse-, las más sencillas son las redes para uso de los empleados públicos o estudiantes de centros educativos como colegios y universidades. En estos casos, no hace falta registrarse como operador y tampoco hay límite de velocidad.

Todo esto, pese a sus muchas cláusulas y condiciones, supone un gran cambio respecto a la posición tradicional de la CMT, que hasta ahora revisaba cada caso de forma individual y no dudaba en ponerle al Ayuntamiento de Málaga una multa de 300.000 euros por no inscribirse como operador. Ahora, por lo menos, las normas están claras.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios