BAQUIA

La cuarta parte de los empleados admite que juega en la oficina

Fíjese un momento en ese compañero de oficina que parece tremendamente concentrado en la pantalla del PC y que aporrea con frenesí el teclado. Tal vez no esté haciendo méritos para ser nombrado empleado del mes, sino que está enfrascado en una partida de algún juego online… En pleno horario de trabajo, por supuesto.

Según los resultados de una investigación elaborada por Information Solutions Group entre los visitantes de PopCap.com, una web especializada en juegos online, una cuarta parte de los jugadores admite darle al vicio en plena jornada laboral. De un total de casi 3.000 encuestados, un 24% reconoce jugar a videojuegos en la oficina.

No hay que pensar que se trata de una práctica limitada a los que reciben y obedecen órdenes, ya que que los jefes y directivos no son precisamente un ejemplo de buena conducta, tal vez por la impunidad que les ofrece el estar recluidos en sus despachos: un 35% de CEOs y altos directivos reconocen jugar en la oficina.

El 61% de los que juegan en el trabajo dicen hacerlo durante los descansos o la hora de comer, aunque otro 14% no tiene reparos en jugar incluso en reuniones.

Para justificar un tanto su actitud, el 80% de los jugadores explica que echar una partidita rápida reduce el estrés, mientras que el 50% explica que es una acticidad que ayuda a reforzar la memoria. Por lo visto, pocos admiten que puede tratarse de una vía de escape para aliviar el sopor oficinesco.

En realidad, como explica Carly Drum, de la firma de reclutamiento Drum Associates, no es extraño que muchos empleados sean jugadores ocasionales, ya que cada vez están más familizarizados con las nuevas tecnologías, desde las redes sociales hasta los blogs. Ademas, para echarse, por ejemplo, un Tetris o un Pac-Man, tampoco es necesario ser una lumbrera tecnológica.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios