BAQUIA

La demanda de Apple a HTC: ¿una declaración de guerra a Android?

Yo demando, tú demandas, él demanda, nosotros… Desde hace unas semanas, parece que se ha puesto de moda demandarse entre fabricantes de móviles a cuenta de plagios, patentes copiadas o ideas escamoteadas. Pero la última de esas denuncias puede traer mucha más cola que un simple proceso judicial.

Hablamos de la demanda presentada por Apple contra la taiwanesa HTC, presuntamente por infringir 20 patentes de su iPhone. Algunas están relacionadas con funciones básicas de la interfaz de usuario, como el desbloqueo de pantalla mediante el movimiento del dedo; otras están relacionadas con el hardware y la arquitectura de los terminales.

Apple ha pedido a la International Trade Commission (el órgano que regula el comercio internacional en los EEUU) que detenga cuanto antes las importaciones de teléfonos de HTC en los Estados Unidos. Pero no sólo eso. Rompiendo su habitual línea de discreción, Apple ha lanzado un comunicado en el que se recogen unas contundentes declaraciones de Steve Jobs.

“Podemos quedarnos sentados y ver como nuestros competidores roban nuestras invenciones patentadas, o podemos hacer algo al respecto. Hemos decidido hacer algo. Creemos que la competencia es sana, pero los competidores deberían crear su propia tecnología, no robar la nuestra”. Glups.

Ya hay quien interpreta semejantes frases como toda una declaración de guerra encubierta, no contra HTC, que sería una mera cabeza de turco o el eslabón más débil de la cadena, sino contra Android y Google.

Al fin y al cabo, algunas de las demandas presentadas por Apple están relacionadas con el funcionamiento de Android, de cuya popularización en el último año HTC ha sido uno de los principales responsables. Además, recordemos que la compañía taiwanesa también fabrica el Nexus One, el primer teléfono comercializado por Google.

Algunos analistas ven en la demanda de Apple un ataque no demasiado disimulado contra Google, aunque la compañía de Steve Jobs en ningún momento ha mencionado a ésta. Pero Google de alguna forma se ha sentido aludida, ya que ha afirmado que aunque no se le acusa directamente, dará todo su apoyo a la empresa que ha ayudado a expandir su sistema operativo.

También podría suceder que la demanda se extendiera a otros fabricantes que utilizan Android. En el reciente Mobile World Congress de Barcelona, compañías como Sony Ericcson, LG, Samsung, Motorola o la propia HTC han mostrado sus próximos terminales equipados con Android, sin duda uno de los protagonistas de la edición de este año de la feria.

Pero al margen de una hipotética extensión del conflicto, lo que parece claro es que Apple va en serio contra Android, y por extensión contra Google. Una guerra comercial y judicial que seguramente se va a seguir con mucho interés desde Redmond. Y es que los recién presentados Windows Phone 7 de Microsoft pueden ser los grandes beneficiados de la contienda.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios