BAQUIA

La empresa en el mundo sin fronteras

Hoy, quienes no se adapten al universo globalizado en el que nos ha tocado vivir llevan todas las de perder. Por eso los nacionalismos suenan a algo antiguo, caduco y, en el entorno corporativo, ciertamente disparatado y peligroso, pues en nuestros días los negocios no entienden de fronteras.

En este sentido, Siemens es una de las compañías que más tiene que decir. Dirigida firmemente desde su lugar de origen, Alemania, las ramificaciones de la empresa son sin embargo tan eficaces y leales a lo que representa el grupo como la propia matriz.

Por todo esto, Europa -y especialmente España- no pueden dormirse en los laureles. No deben. China e India no son ya jóvenes promesas del mundo tecnológico, sino brillantes realidades cuyo poderío amenaza con dejarnos atrás en menos tiempo del que pensamos.

Pensar que los estados que pisan fuerte en Asia sólo sirven para proporcionar al mercado trabajadores baratísimos es un tremendo error: muy al contrario, esos países se situarán pronto en nuestra estela, compitiendo con nosotros en todos los campos. Al tiempo. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios