BAQUIA

La espada de la banda ancha, sobre el cuello de los ISPs

A medida que la banda ancha avanza en los Estados Unidos, la presión sobre los ISPs aumenta. O estos se adaptan, o morirán irremediablemente, según señala un estudio de la consultora Yankee Group. En 2005 31 millones de hogares estadounidenses dispondrán de servicios de banda ancha, lo que representará un 39% de las conexiones totales, frente a tan sólo un 9% a finales de 2000.

Los grandes ISPs de hoy en día, como AOL, EarthLink, Prodigy o Juno, no han avanzado apenas en sus planes de aventurarse en el mercado de la banda ancha (donde los márgenes son mucho menores), y caminan muchos pasos por detrás de las Baby Bells y de las compañías de cable, que en muchos casos son capaces de ofrecer acceso y telefonía local y de larga distancia. BellSouth, por ejemplo, dispone de una oferta de ADSL por 9,95 dólares al mes.

El informe recomienda a los ISPs con ambiciones nacionales el establecimiento de alianzas con operadoras para revender servicios a clientes, así como el ofrecimiento de servicios de valor añadido, entre ellos seguridad, que no ofrecen otras compañías. La alianza perfecta sería una en la que el ISP gestionara el contenido, el marketing y el servicio al cliente, y la teleco o la compañía de cable hicieran lo propio con la conectividad.

Los ISPs parecen haberse aplicado el cuento, y las alianzas se suceden. Earthlink cuenta con seis socios proveedores de ADSL, y otros seis cableros. También Prodigy y SBC Communications, o MSN y Qwest. Renovarse o morir…

  • En CyberAtlas

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios