BAQUIA

La evolución del espacio de trabajo

Presten atención a este artefacto:

Es un afilador de lápices Lakeside, patentado en 1911 y objeto habitual en las oficinas de principio del siglo pasado. Lo que más llama la atención son sus dimensiones: 20 centímetros de alto y casi dos quilos de peso. Prácticamente lo mismo que un portátil de última generación…

Early Office Museum es un museo virtual dedicado a la historia y evolución de las oficinas. En estos tiempos en que nos basta con un ordenador para trabajar y en que la ergonomía está presente en el diseño de los nuevos espacios de trabajo, llama la atención el aspecto de los habitáculos laborales de hace un siglo, de recios muebles (no es de extrañar, si todos los utensilios que gastaban eran del calibre del afilador Lakeside) y atmósfera un tanto lúgubre.

Viendo estas fotografías, sólo nos queda agradecer trabajar con una pantalla plana delante y un ventanal detrás.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios