BAQUIA

La ficción es más real

Nos parece tremendamente importante comprender lo que representa un Weblog y lo que hace que sea o no un éxito. La historia de Isabella V. se ha convertido en un libreto discutido por toda la red. ¿Existe en realidad, Isabella? ¿Es simplemente una gracia más de Internet? De momento, docenas de logg de todo el mundo siguen y comentan las incidencias de esta página web.

En realidad, el contenido del mismo, la historia -real o ficticia- de una \”princesa suburbana\” , es decir una chica de buena familia europea que huye de su familia que intenta casarla contra su voluntad, se presta especialmente bien al entorno interactivo de Internet donde el prestar auxilio o plantear problemas personales parece lo más normal del mundo.

En estos momentos, la discusión de si es o no verdad la historia, cubra más loggs de Internet que la propia historia. WIRED sigue de cerca el modelo y se pregunta si es o no realidad.

Desde el punto de vista de Baquia.com el problema va mucho más allá de si es o no un caso real. Mucho más importante nos parece el hecho de que sea posible captar cientos de miles de lectores con \”una buena historia\”. Algo que confirma nuestra idea de que las empresas tienen que dejar de aislarse detrás de sus muros de comunicación y empezar a \”contar sus historias\” de una nueva forma a sus clientes y \”stakeholders\”.

Desde el punto de vista de la narrativa aparece una nueva forma de la misma, la narración discutida en tiempo real. Los propios comentarios de los lectores pueden, y de hecho afectan, al desarrollo final de la trama. ¿Cómo afectará este tipo de narrativa al desarrollo de los medios online?

Desde inicios de este año, casos como el de Isabella son ya corrientes en la red, casi nunca se llega a saber si son reales o efectos de la imaginación de un escritor frustrado por el largo camino de la editorial tradicional. ¿Cómo afectará este tipo de contribución al desarrollo de contenidos online a largo plazo?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios