BAQUIA

La fotografía digital no acaba con el negativo

Toda nueva tecnología se considera nefasta para su precedente… y en muchos casos es cierto. No ocurre así en el mundo de la fotografía, donde lo digital se ha abierto camino rápidamente sin mermar un ápice la pasión de aficionados y profesionales por los haluros de plata.

La venta de cámaras digitales, con cada vez más prestaciones a menos precio, sigue imparable, pero los usuarios siguen gastando carretes tanto como de costumbre, según un estudio de IDC. En su \’2002 Image Bible\’ estima que alrededor de 78.000 millones de imágenes digitales serán tomadas y compartidas a lo largo de este año a través de cámaras, escáners y dispositivos móviles (varios teléfonos móviles de última generación vienen con cámara digital integrada). Y, para regocijo de los fabricantes de papel, alrededor de 25.000 millones de esas imágenes se imprimen.

Esa cifra todavía no alcanza a los más 100.000 millones de fotografías capturadas en negativo y copiadas en papel, número que se mantiene estable durante los últimos años. Esto se explica, según el analista de IDC Chris Chute, porque los aficionados utilizan sus cámaras digitales para enviar instantáneas sobre acontecimientos precisos (nacimientos, cumpleaños…) por correo electrónico a sus familiares, pero retoman la réflex de toda la vida para aquellas imágenes que quieren conservar en papel y añadir a su álbum. De hecho, el 77% de los propietarios de una cámara digital también utilizan película, y más de la mitad echan mano a la cámara analógica más a menudo que a la otra.

Sin embargo la tendencia digital es imparable. IDC estima que a medida que fabricantes y laboratorios desarrollen un sistema que convierta en un proceso sencillo encargar copias de papel de las imágenes digitales se llegará a un equilibrio entre la foto digital y la analógica. \”Entre 2004 y 2005 veremos una masa crítica de máquinas que permitan a los usuarios obtener copias de imágenes digitales de la misma forma que ahora lo hacen con la película\”, pronostica Chute. \”Pero aun así no se producirá una hecatombe; el uso de negativos seguirá descendiendo levemente en los próximos 30 o 40 años\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios