La importancia de la calidad del software

Zumo de Red

body,

td{

font-family:Arial,Verdana,Geneva,sans-serif;

font-size:small;

text-align:center;

background-color:#fff;

}

td{

text-align:left;

}

#contiene_zumo,

table{

margin:0 auto;

text-align:left;

width:635px;

}

a:link{

color:#0A526B!important;

}

a:visited{

color:#0A526B!important;

}

a:hover{

color:#0A526B!important;

}

a:active{

color:#0A526B!important;

}

img{

border:0!important;

}

#cabecera{

border-bottom:1px solid #ccc;

margin-bottom:2em;

height:1%;

}

hr.clear{

visibility:hidden;

margin:0;

height:0;

clear:both;

}

h1{

height:125px;

width:110px;

float:left;

margin:0 10px 0 0;

}

#publi_cabecera{

border-bottom:1px solid #ccc;

text-align:center

}

h1 img,

#publi_cabecera img{

float:none !important;

}

#cabecera p{

float:right;

font-size:80%;

color:#555;

}

h2,#footer_col1 h3,#footer_col2 h3{

font-size:130% !important;

text-transform:uppercase;

color:#e90000;

margin:0;

font-weight:bold!important;

}

h3#en_baquia{

margin:-1.5em 0 0.4em 0;

text-transform:uppercase;

color:#777;

font-weight:900;

font-size:110% !important;

}

h2#numero{

font-size:80% !important;

color:#555;

font-weight:normal;

margin:0;

text-transform:lowercase;

}

#cabecera ul{

margin:0;

padding:0;

}

#cabecera ul li{

list-style-type:none;

}

#cabecera img{

float:right;

clear:right;

}

h3{

font-size:120% !important;

font-weight:normal;

margin:1em 0 0.4em 0;

}

h3 a{

font-size:120% !important;

}

p.fecha_firma{

margin:0 0 1.2em 0;

}

#cuerpo_noticias .banner{

text-align:center;

}

#noticias_breves{

border-left:1px solid #ccc;

padding:0 0 0 10px;

vertical-align:top;

}

#noticias_breves h4,#noticias_breves p{

font-size:90%;

margin:0 0 1em 0;

}

#publi_lateral{

text-align:center;

}

#publi_footer{

text-align:center;

clear:both;

padding-bottom:2em;

margin-bottom:1em;

border-bottom:1px solid #ccc;

}

#footer_col1{

width:49%;

}

#footer_col2{

width:49%;

}

Zumo de red

En este número…

lunes, 22 de septiembre de 2008 Año VII, nº 1199

La importancia de la calidad del software

Cuando oímos hablar de la calidad del software podemos imaginar que se trata de cosa de informáticos, algo ajeno a nuestras preocupaciones cotidianas. Nada más lejos de la realidad, porque se trata de un asunto que nos afecta a todos. Si nos pierden la maleta en un vuelo, si no nos aceptan la tarjeta de crédito cuando pagamos en una tienda o si el ordenador se queda “colgado” en una pantalla azul (situaciones todas ellas de lo más cotidianas), estaremos en todos los casos ante un problema de calidad del software.

Luis Fernández Sanz, coordinador del Grupo de Calidad de Software de la ATI (Asociación de Técnicos de Informática), nos recuerda en este artículo la necesidad de conceder a este asunto la importancia que se merece. Lo peor es que en España –para variar- no destacamos demasiado en este campo, sea por la deficiente formación de los profesionales, por las premuras de tiempo bajo las que se ven obligados a trabajar o por simple falta de rigor. Y es que como nos recuerda el artículo, “el software es un producto eminentemente intelectual que depende al 100% de la pericia y formación de los profesionales que lo desarrollan”.

La guerra de los navegadores, episodio CCXIV

Microsoft ha presentado esta semana la versión beta en castellano de Internet Explorer 8. Al margen de que la experiencia de navegación sea más o menos similar o distinta de la que se obtiene con otros browsers, del nuevo IE 8 se hablará sobre todo por su función InPrivate, que permite al usuario navegar de manera anónima por Internet, esto es, rechazando las cookies que identifican y reconocen su paso por una web.

Hay que recordar que Explorer es todavía (démosle tiempo al Chrome de Google) el navegador mayoritario, con alrededor de un 70% de usuarios que lo utilizan en todo el mundo para surfear la Red. Esto significa que millones de internautas pueden ahora rechazar la publicidad personalizada (que se les muestra al identificarlos vía cookies), tendencia estrella del marketing online, con sólo activar la opción InPrivate de IE8. La preocupación de los anunciantes es comprensible, y hay quien ve tras la jugada la sombra de Microsoft Advertising, la división de publicidad online de Microsoft y una de sus grandes apuestas de futuro.

Y la Red sigue creando negocios

En Baquia seguimos al tanto de nuevos negocios surgidos alrededor de la Red. Estos son algunos de los últimos seleccionados:

  • Librofilia.com es un intento de trasladar el concepto de comunidad 2.0 al mundo de la literatura. Se trata de una red social de recomendaciones literarias, a partir de una gran base de datos de libros y utilizando un algoritmo que se ajusta a las preferencias de cada usuario.
  • Mohook es una red social casi en miniatura, al menos por lo que se refiere a su formato. En ella los usuarios pueden compartir mensajes de texto de hasta 140 caracteres, fotografías o vídeos, ya sea a través de la web o en el teléfono móvil. El servicio es gratuito y sólo es necesario registrarte con email y contraseña.
  • Cada estado de ánimo demanda un tipo de música, a modo de banda sonora que complemente o realce nuestras emociones y pensamientos. Ese es el concepto que subyace tras Rockola.fm, que se presenta como el primer portal español de música personalizada.
  • A menudo las discusiones terminan sin conclusiones claras. Ahora una curiosa aplicación de la Web 2.0 puede ayudar a dictaminar cuál de las dos partes lleva la razón: se trata de Sidetaker.com, donde cualquier pareja que tenga puntos de vista diferentes puede exponer su visión del caso, para que los usuarios se decanten con sus votos por una u otra versión.
  • Una web que anima a descubrir nuevos artistas musicales y ofrece servicios relacionados con su promoción: Musicaclick.com, un portal surgido en 2007 con el objetivo de promocionar talentos musicales y convertirse en punto de encuentro entre nuevas figuras musicales y las empresas del sector.

¿De quién es la culpa de la crisis?

El 99,99% de la población española se puede considerar “víctima colateral” de la crisis económica: vemos con impotencia como se disparan los precios de los bienes básicos o las hipotecas, como aumenta el paro, se hunden las bolsas, etc… ¿Hemos hecho algo para contribuir a este desastre? El 99,99% no. Pero, ¿y el 0,01% restante? Tal vez ahí haya que buscar a los culpables.

En ese 0,01% se incluyen directivos y gerentes, que por su mala gestión tienen parte de culpa en el desaguisado, denuncia Óscar Sánchez en este artículo: “Cuando la coyuntura económica ha cambiado, estas empresas se encuentran con que no les salen los números. Y lo primero que mirar es cómo mantener los beneficios y la rentabilidad del capital. La forma rápida es eliminando empleo”. ¿Están de acuerdo?

Escuchando a la Web 2.0

La Web 2.0 se ha convertido en el mejor consejero para los consumidores. Antes de hacer un viaje, de comprar un televisor o de alojarnos en un hotel, lo primero que (muchos) hacemos es mirar qué se dice en la Red. Y es que, lógicamente, la experiencia y opinión de otros usuarios merece más confianza que la publicidad institucional, porque no tienen que vender y se limitan a opinar. Por esto mismo, Nielsen empezará a medir lo que opinan los usuarios sobre marcas, productos y servicios. Seguro que las empresas escucharán muy atentamente.

En Baquía

SlotMusic, ¿un nuevo formato para la música?

Europa tiene ya 240 millones de internautas

Google trae la búsqueda de audio con GAudi


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios