BAQUIA

La Industria de la música organiza el verdadero “Día sin Música”

Inasequibles al desaliento, los principales afectados por la piratería musical según las discográficas –artistas, productores, autores, editores, comerciantes, montadores de escenarios, conductores de los autobuses que llevan a los artistas a los conciertos y un infinito etcétera– han propuesto a las principales cadenas de radio musicales que el 11 de junio interrumpan sus emisiones como forma simbólica de protestar contra la copia ilegal de discos. Será la segunda edición del nonnato \’Día sin Música\’ y estará apoyado por la AFYVE, AIE, SGAE, la Mesa Antipiratería y los distribuidores comerciales ANGED y ANEDI.

¿Y qué emitirán las radios durante esa hora fantasma? Muy sencillo: ni más ni menos que entrevistas con los artistas y representantes de las asociaciones que apoyan la iniciativa. \”No a la música, sí a la publicidad gratuita\”, podría ser el lema, aunque el que finalmente prevalezca sea \”¿Te imaginas la vida sin música? Dale vida a la música\”.

También habría tiempo para realizar una conexión en directo con el Círculo de Bellas Artes de Madrid, lugar donde se ha organizado un acto en el que los afectados leerán un manifiesto en el que propondrán que las autoridades competentes adopten medias más rápidas y enérgicas para acabar con una actividad que, según la Industria, le ha causado un agujero cercano a los 800 millones de euros.

La pretensión de esta nueva acción contra los piratas musicales abarca otros medios de comunicación. Así, quieren que las cadenas de televisión y emisoras de radio convencionales lleven a cabo acciones simbólicas, entre las que estarían suprimir sus sintonías de cabecera y dejar de emitir música en determinados programas.

También las grandes superficies comerciales que venden discos cerrarán de forma simbólica durante una hora (esta vez no habrá nada de mantas simbólicas tapando CDs) y recibirán la visita de artistas. y, ¡oh sorpresa!, los clientes que acudan a la tienda (obviamente fuera de la hora en la que permanecerá cerrada), obtendrán un pequeño obsequio que aún no ha sido desvelado.